• Un paisaje autóctono será la imagen del XXVII Festival Nacional de Folclore

    Un paisaje autóctono será la imagen del XXVII Festival Nacional de Folclore

  • Ocho mujeres, un cadáver y un fin solidario

    Ocho mujeres, un cadáver y un fin solidario

  • 'El Flagelo' defiende el espacio de las revistas papel en la era digital

    'El Flagelo' defiende el espacio de las revistas papel en la era digital

 

  

 

 

El musical familiar La Bella y la Bestia se sube al escenario de El Batel

La compañía Mundi Artistas que puso sobre el escenario de númerosos teatros del país a El Mago de Oz: El Musical y Alicia en el País de las Maravillas, se presenta mañana sábado 15 de diciembre en el auditorio El Batel en dos pases, a las 17 y a las 19 horas, con uno de los grandes clásicos de la historia de los musicales Bella y Bestia, El Musical. Quedan entradas para ambos pases, desde 12 euros.


Sobre el escenario del auditorio cartagenero se podrá ver una versión libre del cuento original de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont que recoge elementos de las adaptaciones cinematográficas más famosas para crear una historia para todos los públicos. Una carta de amor al poder transformador de los cuentos con siete canciones originales, humor para toda la familia, proyecciones audiovisuales y una cuidada puesta en escena con una caracterización y vestuario que sorprenderán a aquellos que estén preparados para recibir otra visión del clásico.

 

Sinopsis. Bella es la única hija del librero del pueblo, deseosa de vivir aventuras como las que lee en sus cuentos favoritos y que ignora a su pretendiente Don, el galán trovador. Un día, su padre se pierde en el bosque mientras hace un encargo y termina en el castillo de la Bestia. Por arrancar una rosa de su jardín, que prometió llevarle a Bella, la criatura se enfada y condena a su padre a vivir esclavizado con él. Bella se siente culpable y decide tomar su lugar para vivir junto a la Bestia y a sus sirvientes, que también han sido transformados: Limón, el mayordomo cínico y bocazas; Goldie, la cocinera que se come siempre su propia comida; y Furio, el limpiador del castillo, perfeccionista e histérico. Lo que no sabe Bella es que no todo es lo que parece, y debajo de esa actitud amenazante y grotesca de la Bestia se esconde un alma afín a ella.