• Activados todos los colegios electorales

    Activados todos los colegios electorales

  • Un bosque de vecinos

    Un bosque de vecinos

  • Honores vecinales para luchadores de pura cepa

    Honores vecinales para luchadores de pura cepa

 

  

 

 

La ADLE ayuda a montar una autoescuela

Contar con el carnet de coche es un privilegio, en algunas ciudades, muy caro y en otras, no tanto. Un privilegio con el que puedes viajar, tener tu propia autonomía, ir al trabajo sin necesidad de utilizar transporte público o disponer de un empleo donde el permiso de conducir sea un requisito imprescindible. Bajo estas premisas, muchas personas deciden apuntarse a las autoescuelas para obtener el permiso de conducir. Un nicho de mercado que ha sabido sacar punta Bárbara Ruiz.


Bárbara Ruiz decidió montar su autoescuela bajo su mismo nombre, en la calle Duque Severiano, en Cartagena, gracias a la ayuda y al asesoramiento del Departamento de Emprendimiento de la Agencia de Desarrollo Local y Empleo (ADLE) del Ayuntamiento de Cartagena y de la Asociación de Empresarias y Profesionales de Cartagena y Comarca (AMEP). Una autoescuela que ha comenzado su andadura sobre ruedas.

“Tenía experiencia en el sector. Realice un proyecto muy segura de mi misma y entonces contacté con AMEP donde me aconsejaron y me asesoraron que fuera al ADLE, donde me dieron las herramientas necesarias para realizar mi proyecto y me lo avalaron con un microcrédito” ha señalado Bárbara Ruiz, propietaria de la Autoescuela Bárbara.

La propietaria de la autoescuela ha afirmado que decidió montar su negocio en la calle Duque Severiano porque “es una zona céntrica y cumple con las necesidades que buscaba”.

La autoescuela Bárbara cuenta con dos profesoras tituladas que “no solo enseñan a alumnos a obtener el carnet de conducir de coche, motocicleta y camión sino que también enseñan a otros a ser profesores de autoescuelas”.

De lunes a viernes, de 9:30 a 13:30 y de 16:30 a 21:30 horas, y los sábados, de 9 a 13:30 horas, los alumnos podrán asistir a esta autoescuela cartagenera para realizar sus clases teóricas y prácticas. Según Bárbara Ruiz, los alumnos “podrán encontrar tests personalizados y diseñados por los profesores de la autoescuela y pueden contar con la última tecnología”.

Bárbara Ruiz ha concluido que recomienda a otros emprendedores asistir al ADLE porque “los técnicos de aquí te ofrecen fácilmente las herramientas y te ayudan en tu proyecto en todo lo que pueden”.