El Hespérides finaliza su campaña antártica

El buque de investigación oceanográfica (BIO) Hespérides recalará en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el 19 de mayo, 25 días después de su partida de Río de Janeiro. Desde su partida de Cartagena el pasado mes de diciembre de 2018, el Hespérides ha recorrido cerca de 24.000 millas (más de una vuelta al mundo) y ha cruzado ocho veces el Mar de Hoces, que separa el continente sudamericano de la península antártica, conocido por sus condiciones extremas de viento y oleaje. También ha permanecido cerca de dos meses en aguas del Tratado Antártico, al sur del paralelo 60º Sur, alcanzando la latitud más austral, de 68º Sur, en esta campaña.


A bordo del BIO “Hespérides” se han desarrollado 9 proyectos científicos de diversas disciplinas, en los que han participado a bordo 65 personas de estos proyectos. Además, se ha dado apoyo a más de 200 científicos y técnicos de más de 12 nacionalidades diferentes. Estos proyectos incluyen diversos estudios en ámbitos tan dispares como la capacidad de dispersión de los microorganismos en las zonas polares, los microartrópodos nativos e invasores en ambientes antárticos, las interacciones polares entre hielo-océano-atmósfera, el estudio sismológico de los volcanes submarinos del estrecho de Bransfield, los tardígrados o la exploración de emisiones submarinas de fluidos hidrotermales.

Asimismo, y con ocasión de la inauguración en febrero de 2019 por el Sr. ministro Pedro Duque Duque de la remodelación de la base antártica española “Juan Carlos I”, el BIO “Hespérides” recibió a bordo a una delegación de 15 personas formada por varias autoridades de los Ministerios de Defensa y del de Ciencia, Innovación y Universidades.

Además de servir como plataforma para la investigación científica y de proporcionar apoyo a la movilidad del personal investigador que ha desarrollado sus proyectos en tierra, el buque ha colaborado con el apoyo logístico a los programas polares de Bulgaria, Colombia, Portugal, Reino Unido, y Uruguay. Igualmente, el BIO “Hespérides” ha trasladado el material y el personal presente en las bases antárticas españolas “Juan Carlos I” y “Gabriel de Castilla” y la base búlgara “St Kliment Ohridski” al puerto de Ushuaia, tras haber cerrado dichas bases de cara al invierno austral.

El BIO “Hespérides” tiene previsto zarpar de Las Palmas el día 23 mayo para continuar los estudiosoceanográficosde la Zona Económica Exclusiva (ZEE) española en aguas del archipiélago canario, recalando en Funchal el 7 de junio. El buque lleva desarrollando tareas oceanográficas en la ZEE desde 1.993, habiendo trabajado en aguas canarias con este fin en 1.998,1.999, 2.000, 2.011, 2.012, 2.013, 2.016,2.017 y 2.018.

Finalmente, tiene previsto regresar al Arsenal de Cartagena el 25 de junio de 2019, tras más de seis meses continuados fuera de su puerto base.

La XXXII Campaña Antártica Española ha incluido 24 proyectos de investigación, de los que 18 están financiados por la Agencia Estatal de Investigación, uno por la Agencia Estatal de Meteorología, otro por el Instituto Hidrográfico de la Marina y 4 que son series históricas. Además, las instalaciones científicas españolas en la Antártida han dado apoyo a proyectos de Brasil, Chile, Colombia, Noruega, Portugal y Reino Unido.

Conmemoración del V Centenario de la primera vuelta al mundo
Con motivo de la conmemoración del V Centenario de la expedición de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián de Elcano, el BIO “Hespérides”, izará el distintivo conmemorativo ya que forma parte del “Grupo de Buques del V Centenario”, por ser una de las unidades de la Armada Española en servicio que ha completado la vuelta al mundo (Expedición Malaspina)

Acerca del Buque de Investigación Oceanográfica “Hespérides”
El Hespérides, catalogado como Infraestructura Científico Técnica Singular (ICTS), es el único buque oceanográfico español diseñado para efectuar investigación científica multidisciplinar en todos los mares y océanos del planeta. Cuenta con una dotación de 55personas, bajo el mando del capitán de fragata José Emilio Regodón Gómez, y dispone de capacidad para alojar hasta 37 científicos y técnicos. Tiene una eslora de 82,5 metros y un desplazamiento de 2.832 toneladas a plena carga. Su autonomía es de 12.000 millas a 12 nudos, y puede operar hasta 60 días sin necesidad de reabastecimiento. El buque está fabricado en casco de acero de alta resistencia, con quilla reforzada para poder operar entre hielos.