El 50 aniversario del colegio Antonio Ulloa tendrá un gran reencuentro

Una de las imágenes históricas de cursos que han pasado por el centro

Cuatro personas que han estudiado en el centro ubicado en Ciudad Jardín encendieron, fuera de programa, una llama que ya cuenta con más de trescientas cincuenta personas apuntadas para la cena que tendrá lugar el próximo día 15 y que enriquecerá los actos oficiales que se están celebrando por su medio siglo de historia.



El Colegio Antonio Ulloa, que cuenta con 300 alumnos y 25 profesores, está muy vinculado con el Ministerio de Defensa, en concreto con las Fuerzas Armadas. Es un centro de la modalidad de educación pública y es el único de Cartagena que no es municipal sino que su titularidad es autonómica.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, la concejala de Educación del Ayuntamiento de Cartagena, Mercedes García, y la consejera de Educación, Adela Martínez Cachá, asistieron el pasado uno de febrero al acto de celebración del 50 aniversario del  centro ubicado en el barrio de Ciudad Jardín. La primera autoridad municipal destacó que “en Cartagena se fomenta la educación pública y hay muy buenos colegios de esta modalidad”.


El acto de celebración del 50 aniversario estuvo compuesto en primer lugar por la entrega de distinciones y la proyección de un vídeo sobre el colegio en el salón de actos. A continuación, en la puerta del centro, la alcaldesa, la consejera y la directora del centro, Rocío Padilla, inauguraron un cartel conmemorativo de la efeméride.

El punto final del festejo lo puso la actuación de la banda de música de la Infantería de Marina del Tercio de Levante. Además, se repartieron refrescos entre los asistentes para brindar por los 50 años de un colegio que es referente en Cartagena.



En paralelo a los actos oficiales organizados por el propio colegio con motivo de su medio siglo de historia, un grupo de antiguos alumnos del Antonio de Ulloa tienen previsto realizar otra celebración casi igual de numerosa, pero algo más íntima. Se ha fijado para el día 15 de junio y consistirá en una comida de hermandad durante la que se tiene previsto proyectar fotografías cedidas por muchos alumnos de distintas épocas sobre su estancia en el colegio y encuentros posteriores que han ido realizando distintas promociones durante todos estos años. También se realizarán algunos juegos relacionados los años de niñez.



El evento se desarrollará en La Casa de las Aguas del chef Pablo Martínez, dónde también habrá un posterior concierto para el que se cuenta con la banda Mississippi Band.

La idea surgió de un grupo de tan sólo cuatro personas pero el teléfono móvil, las redes sociales y, sobre todo, las ganas de volver a encontrarse con compañeros con los que se compartió una parte tan entrañable de la vida, han logrado que los asistentes confirmados sobrepasen ya los trescientos cincuenta. Muchos no han podido asistir por compromisos anteriormente concertados, e incluso por encontrarse a muchos kilómetros de Cartagena, pero posiblemente en estos últimos días que quedan para el acontecimiento, algunos rezagados y muchos que posiblemente todavía no han llegado a saber de él, quieran inscribirse a última hora.