Sindicatos y organizaciones empresariales participarán por ley en foros de negociación económica, social y laboral

Aprobada la proposición de ley que regula la participación de sindicatos y organizaciones empresariales de la Región en órganos consultivos de asesoramiento de la administración regional. La Asamblea Regional ha aprobado con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos y la abstención de Podemos esta proposición de ley que permite que dichos organismos puedan participar en foros de negociación sobre ámbitos económicos, sociales o de carácter laboral.


En concreto, se les incluye en los órganos de participación y asesoramiento con competencias en materia de trabajo, empleo, seguridad y salud laboral, formación profesional y políticas de igualdad, emigración e inmigración vinculadas al mercado de trabajo.


De esta manera, los representantes sindicales y empresariales tendrán facultad, al participar en órganos consultivos, para conocer previamente los anteproyectos de ley, recibir información sobre los planes y programas que se van a desarrollar y proponer al Gobierno iniciativas legislativas.


La proposición pretende, según ha recalcado Marcos Ortuño, del PP, sentar en la misma mesa a la administración y a quienes ostentan la representación del 85% de los empresarios y del 80% de los sindicatos. “Ha sido una ley muy reivindicada y que fija los cauces del diálogo social”, ha puntualizado señalando que la normativa “normalizará la participación de los agentes sociales.


Aparte de eso, los ‘populares’ han afirmado que su entrada en vigor obliga a trabajar de forma conjunta a los agentes económicos y sociales y el Gobierno en asuntos vitales para los ciudadanos como el empleo. “Juntos vamos a desarrollar la Estrategia por el Empleo de Calidad con la que aspiramos a llegar a los 620.000 ocupados en 2019”, ha añadido.


Por parte de los socialistas han destacado que el modelo de concertación ha demostrado su “eficacia” en los intereses sociales y económicos y el bienestar, pero que había que dotarlo de “garantías” para su consolidación apelando a la transparencia y participación institucional.


Desde Ciudadanos se ha recordado que el derecho a la participación queda recogido en la Constitución para “promover el consenso, la participación social y el avance”.


Quienes han criticado la propuesta han sido los diputados de Podemos que aunque aseguran que el papel de la negociación colectiva es “fundamental” para garantizar un Estado social, han puesto en “duda” la lealtad del modelo de concertación. El portavoz de la formación morada, Óscar Urralburu, se ha preguntado qué supondrá esto en las condiciones de trabajo. “La ley provoca una exclusión de la participación de los colectivos y limita a la CROEM, la patronal , a CCOO y UGT y se trata de pagar un peaje por la concertación social”, ha dicho. Además de eso, ha manifestado que el acuerdo “no mejora las condiciones de vida de la ciudadanía; la precariedad y la brecha salarial no se resuelve”.


Por último, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha intervenido para agradecer a los grupos parlamentarios el consenso al que han llegado.