La tesis de una cardióloga del Hospital Santa Lucía ayuda a mejorar el tratamiento de los pacientes con obstrucción de la válvula aórtica

El trabajo realizado por la cardióloga del Hospital General Universitario Santa Lucía en Cartagena, Irene García Escribano, permite dotar a los médicos de nuevas herramientas con las que optimizar el tratamiento en las personas, en su mayoría ancianas, afectadas por la obstrucción de la válvula aórtica.

Esta enfermedad tiene un tratamiento efectivo que es el reemplazo de la válvula del paciente por otra artificial mediante cirugía o con la ayuda de un catéter. El problema es que como suele afectar a pacientes ancianos muchas veces es difícil discernir si se beneficiarán de la intervención o no. Así, una de las conclusiones más interesantes de este trabajo es que una sencilla prueba para medir la capacidad de ejercicio y la determinación en sangre de una sustancia que aumenta cuando se comienza a deteriorar la función del corazón, resultaron muy útiles para identificar a los pacientes que evolucionaron peor.

Esta investigación forma parte de su tesis doctoral de la doctora García-Escribano, que ha estado dirigida por el Dr Juan Antonio Castillo, jefe del servicio de cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena, y que, en parte, ha sido recientemente publicada en la revista The American Journal of Cardiology.


La estenosis valvular aórtica es la más frecuente de las enfermedades de las válvulas cardíacas y, aunque en algunos casos es congénita debido a una malformación presente desde el nacimiento, en la mayoría de los casos se adquiere durante la vida adulta y se manifiesta en las personas ancianas.

 

Con el envejecimiento de la población se viene observando un aumento paulatino de la incidencia de esta enfermedad que ha sido catalogada como una nueva epidemia cardiovascular.

 

Para el trabajo de la Dra. García-Escribano, se reclutaron durante dos años casi 200 pacientes adultos con estenosis aórtica grave atendidos en el servicio de cardiología del Hospital Universitario Santa Lucía, y de los que se ha realizado seguimiento durante al menos dos años. De ellos, casi el 50 por ciento tenía 80 o más años.

 

La mortalidad global al final del seguimiento fue del 31%, oscilando entre el 10,6% en lo pacientes intervenidos y el 43,1% en los no intervenidos. La intervención sobre la válvula se realizó en sólo 66 casos.

 

Otro 24% de los pacientes tuvo alguna complicación grave de la enfermedad, como la necesidad de ingreso en el hospital por insuficiencia cardiaca.

 

El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca cuenta con las unidades de cirugía cardiovascular y cardiología intervencionista de referencia en la Región de Murcia, en las que se realizan cada año un importante número de intervenciones quirúrgicas y con catéter a pacientes con estenosis grave de la válvula aórtica, con resultados cada vez mejores.

 

Post de Okomeds, traduccion médica