Una aplicación para el control medioambiental

La concejalía de Ciudad Sostenible y Proyectos Europeos pondrá en marcha una plataforma Smart City para el control del tráfico y las zonas de bajas emisiones en el municipio de Cartagena que permitirá seguir avanzando en las políticas medioambientales y de movilidad sostenible, a través de proyecto europeo CEF Telecom Open Data donde el Ayuntamiento de Cartagena ha resultado beneficiario junto a seis ciudades europeas de Alemania, Bélgica y Francia.


Con un presupuesto de 93.308 euros, la concejal delegada, Cristina Mora, ha explicado que ”se trata de un proyecto de aplicación de conceptos de Smart city que permitirá aumentar los sensores de calidad del aire, ruido y aforos peatonales que ya tenemos en Cartagena, y aplicar esos datos empleando técnicas de inteligencia artificial para tomar las mejores decisiones en el ámbito de la movilidad urbana y su relación con el medio ambiente, principalmente en la reducción de las emisiones contaminantes y la lucha contra el cambio climático”.

Mora ha recordado que “en Cartagena tenemos instalados tres sensores en el Puerto de Cartagena, la estación de autobuses y la plaza San Francisco y esta nueva aplicación nos dará una visión integral para alcanzar los retos establecidos y avanzar en una Cartagena más sostenible, eficiente y verde, a través de la generación de nuevas zonas verdes, zonas 20 y 30, la comunicación con los ciudadanos sobre el impacto del cambio climático, la calidad del aire y el fomento de la movilidad urbana.

Dado que los problemas son comunes en gran medida a diferentes ciudades europeas, este proyecto presenta un enfoque ambicioso para compartir experiencias entre 6 grandes ciudades europeas en varios países, teniendo desde España a la ciudad de Cartagena.

El resultado más importante del proyecto será el módulo con capacidad de predecir, modelar y comprender las dinámicas de la ciudad, para una mejor actuación, planificación y desarrollo ágil de acciones de mejora sobre la misma.
* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular