Sucesos y tribunales    
¡Hasta pronto!

¡Hasta pronto!

El Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) ‘Hespérides’ ha partido esta mañana del Arsenal de...

Las voces del cisma electoral de la Federación Vecinal

Las voces del cisma electoral de la Federación Vecinal

La Favcac queda con una directiva en funciones hasta que se convoquen nuevas elecciones tras el...

El Tercio de Levante se engalana por Santa Cecilia

El Tercio de Levante se engalana por Santa Cecilia

La Unidad de Música, perteneciente a la Fuerza de Protección de Infantería de Marina, celebró el...

La cineasta Mabel Lozano aboga por usar el arte para la transformación social, al presentar su documental sobre la explotación sexual

La cineasta Mabel Lozano aboga por usar el arte para la transformación social, al presentar su documental sobre la explotación sexual

La cineasta Mabel Lozano ha abogado durante la presentación en la Universidad Politécnica de...

El rugby educa en valores en el CEIP Fernando Garrido

El rugby educa en valores en el CEIP Fernando Garrido

El colegio Fernando Garrido de Canteras ha recibido la visita del Club Universitario Rugby (CRU)...

  • ¡Hasta pronto!

    ¡Hasta pronto!

  • Las voces del cisma electoral de la Federación Vecinal

    Las voces del cisma electoral de la Federación Vecinal

  • El Tercio de Levante se engalana por Santa Cecilia

    El Tercio de Levante se engalana por Santa Cecilia

  • La cineasta Mabel Lozano aboga por usar el arte para la transformación social, al presentar su documental sobre la explotación sexual

    La cineasta Mabel Lozano aboga por usar el arte para la transformación social, al presentar su...

  • El rugby educa en valores en el CEIP Fernando Garrido

    El rugby educa en valores en el CEIP Fernando Garrido

Exposiciones y fotografía
Deportes
Música
Toros
Articulistas
Servicios
       
El Algar y Los Urrutias
El puente (Cartagena Norte)
cartagenadeley.com
cartagenadeimagen.com
launiondehoy.com

 

          

 

 

 

La Ficcmoteca de Leer Pensar Imginar cambia sus fechas de proyecciones

Ficcmoteca, el cine club que forma parte de las actividades del programa 'Leer Pensar Imaginar' que organiza la Concejalía de Cultura, ha cambiado sus fechas de proyección, pero mantiene su programación. Esta propuesta de programación cinematográfica de cine en versión original subtitulada en español (V.O.S.E.) pretende acercar a los ciudadanos películas que normalmente no llegan a las salas comerciales de Cartagena en el Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy.


Este programa, que nace de la colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena, el FICC y la Comisión de Cine de Cartagena, pretende recoger el testigo del mítico Cine Club Hannibal, colectivo que llenó de buen cine nuestra ciudad durante muchísimos años y que posibilitó que los aficionados al cine pudieran disfrutar de películas a las que no se podía acceder en sala comercial en el municipio.

 

Todas las películas se proyectan en el Salón de Actos del Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy. La entrada es gratuita hasta completar aforo.

 

Los nuevos horarios son:


Viernes, 2 de junio, a las 18 horas – 'Incendies' de Denis Vileneuve, Canadá, 2010.
Viernes, 2 de junio, a las 20.45 horas – 'Neruda' de Pablo Larraín, Chile, 2016.
Viernes, 23 de junio, a las 20 horas – 'El porvenir' de Mia Hansen-Love, Francia, 2016.
Viernes, 7 de julio, a las 20 horas – 'Bar Bahar' de Maysaloun Hamoud, Israel, 2016.

 

  • EL CINE CLUB HANNIBAL

El Cine club Hannibal nació desde el seno del colectivo “Abraxas cultura popular” en el 1978, en un momento social y político clave: los primeros años de la transición, y con una fuerte necesidad de recuperar libertad de expresión y memoria colectiva. A lo largo del último cuarto del siglo XX y la primera década del XXI, hasta el 2011, el Cine club Hannibal mantiene una trayectoria en la que se alternan y se suceden «Días de vino y rosas » con algunos de «Con la muerte en los talones».

 

Euforia, dificultades, adaptación a los nuevos tiempos y a públicos diversos, pero siempre con la clara vocación del amor al cine y el objetivo de hacer llegar a Cartagena ese cine, esas películas que no llegaban a las salas comerciales. Un grupo de aficionados que cumplía años, al tiempo que los gustos y los tiempos iban cambiando, pero que encontró en la afición y la ilusión compartida una manera de trabajar por el enriquecimiento cultural de Cartagena y que dejó con su desaparición definitiva un hueco que aún hoy está por cubrir.