Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

La matinal de 'Dies Lustricus' ha ofrecido una brillante representación teatral de los...

Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

La recordada festera es la autora del guión que ayer tarde se recuperó para ofrecer la conquista...

Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

El nuevo acto carthaginés ha sido una alegoría a Qart-Hadast que se ha desarrollado en el 'Mons...

Sorpresa e indignación en los propietarios de fosas del cementerio de La Palma

Sorpresa e indignación en los propietarios de fosas del cementerio de La Palma

Se han encontrado que que el Obispado inmatriculó sin informar a los dueños, quienes proclaman que...

Los pequeños festeros representan de Cartago a Mastia

Los pequeños festeros representan de Cartago a Mastia

Los pequeños festeros han rememorado esta mañana en la plaza de Juan XXIII  los primeros pasos...

  • Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

    Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

  • Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

    Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

  • Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

    Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

  • Sorpresa e indignación en los propietarios de fosas del cementerio de La Palma

    Sorpresa e indignación en los propietarios de fosas del cementerio de La Palma

  • Los pequeños festeros representan de Cartago a Mastia

    Los pequeños festeros representan de Cartago a Mastia

 

  

 

 

 

La huerta de Santa Ana

El colegio Luis Calandre se transforma con vestuarios y elementos huertanos, aderezados por diversas actividades, entre las que figuran juegos autóctonos y la presencia de un agricultor de la zona, Salvador, quien explicó a los niños el valor que tenían el esparto, la romana y otros elementos habituales en los huertos.


El pasado año la temática era el Medievo y en este el centro docente de Santa Ana se ha transformado en el ‘Día de la huerta’, “con el objetivo de concienciar a los alumnos de la importancia que tiene el consumo de frutas y verduras”, explica el director, Pedro Pablo Torres, sobre una iniciativa en la que han colaborado los dieciséis docente y los padres de los estudiantes, especialmente en la confección de los vestuarios.

Los ciento cuarenta chavales del Luis Calandre descubrieron juegos autóctonos como los bolos huertanos y la petanca, además de protagonizar diversos talleres y visitar el museo de la labranza creado para la ocasión en una amena jornada que tuvo como epílogo un gran arroz para compartir.