Sucesos y tribunales    
 El próximo curso escolar comenzará el 7 de septiembre en Cartagena

El próximo curso escolar comenzará el 7 de septiembre en Cartagena

En el caso de los institutos el inicio de las clases será del 12 al 18 del mismo mes. Las...

Gastronomía y convivencia destacan en las fiestas de Torreciega

Gastronomía y convivencia destacan en las fiestas de Torreciega

La buena gastronomía y la convivencia vecinal no faltó en las fiestas de Torreciega, donde los...

Las fiestas de la espuma del Ensanche mitigan el calor

Las fiestas de la espuma del Ensanche mitigan el calor

El Ensanche está celebrando sus fiestas patronales. Entre las actividades realizadas destaca la...

Hacerse oír sobre las tablas

Hacerse oír sobre las tablas

La Asociación de Personas Sordas (Asorcar), en colaboración con la concejalía de Cultura...

Seguridad y emergencia de cercanía en El Albujón

Seguridad y emergencia de cercanía en El Albujón

Los vecinos han podido conocer hoy los recursos de que disponen el servicio 1-1-2 y la Guardia...

  •  El próximo curso escolar comenzará el 7 de septiembre en Cartagena

    El próximo curso escolar comenzará el 7 de septiembre en Cartagena

  • Gastronomía y convivencia destacan en las fiestas de Torreciega

    Gastronomía y convivencia destacan en las fiestas de Torreciega

  • Las fiestas de la espuma del Ensanche mitigan el calor

    Las fiestas de la espuma del Ensanche mitigan el calor

  • Hacerse oír sobre las tablas

    Hacerse oír sobre las tablas

  • Seguridad y emergencia de cercanía en El Albujón

    Seguridad y emergencia de cercanía en El Albujón

Exposiciones y fotografía
Deportes
Música
Toros
Articulistas
Servicios
       
El Algar y Los Urrutias
El puente (Cartagena Norte)
cartagenadeley.com
cartagenadeimagen.com
launiondehoy.com

 

  

 

 

 

Editan una publicación científica y otra infantil para implicar a la población en la conservación de la jara

La Comunidad Autónoma acaba de editar dos publicaciones, una técnico-científica y otra infantil, para continuar dando a conocer a toda la población la jara de Cartagena (Cistus heterophyllus subsp. Carthaginensis) e implicar a toda la sociedad en la conservación de esta especie en peligro de extinción.


Ambas publicaciones, tituladas ‘La jara de Cartagena (Cistus heterophyllus), una especie en peligro. Estado actual de conocimientos’ y ‘Descubre la jara de Cartagena’, pueden obtenerse de forma gratuita en la sección de publicaciones de la web de proyecto de recuperación y conservación de la jara de Cartagena (https://jaradecartagena.com/), iniciativa en la que colaboran la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, la Escuela de Ingeniería Agronómica de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

 

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, indicó que “además del trabajo científico y de reintroducción de ejemplares en el medio natural, es importante que todos nos impliquemos en la conservación de esta especie en grave peligro de extinción. Tanto con la publicación científica como con la infantil y un documental queremos dar a conocer a la sociedad esta planta tan singular, que incluso se llegó a dar por desaparecida”.

 

Los trabajos desarrollados han permitido que actualmente el censo de jara de Cartagena se eleve hasta más de 450 ejemplares en la Sierra Minera. En concreto, se han creado en el proyecto seis poblaciones con 301 ejemplares; la población natural es de 56 plantas, con cuatro adultos y 52 juveniles, además de observarse nuevas plántulas recién emergidas; y otra población creada por la Comunidad Autónoma dispone de 94 ejemplares de uno a tres años.

 

“Uno de los aspectos técnicos más complejos que hemos afrontado y que hacen de la jara de Cartagena un caso particular y pionero en la conservación de especies amenazadas es la dificultad que supone la gestión de los aspectos genéticos. Para abordar esta cuestión durante el proyecto se han utilizado marcadores moleculares que han servido para caracterizar los individuos previamente a su multiplicación e introducción en el medio natural”, afirmó Consuelo Rosauro.

 

Otra técnica empleada en el proyecto ha sido la denominada ‘micropropagación vegetativa’, mediante la cual los investigadores de la UPCT han logrado la conservación in vitro de un duplicado de seguridad de los individuos estudiados originales.

 

Importancia de la jara de Cartagena

Debido a su delicada situación, la jara de Cartagena figura como especie en peligro de extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Descubierta en 1901 en la Sierra Minera de Cartagena-La Unión, sus poblaciones sufrieron los devastadores efectos de las actividades humanas hasta el punto de ser dada como extinta a principio de los años 70 del pasado siglo.

 

Afortunadamente, en 1993 fue descubierta la pequeña población que hoy se conserva, aunque desde entonces ha sufrido múltiples vicisitudes que la han puesto en serios problemas: desde la total destrucción por un incendio en 1998 de la que logró recuperarse a partir del banco de semillas del suelo, hasta la decrepitud de los ancianos ejemplares que aún perviven y que, tras largos episodios de intensas sequías, van causando bajas año tras año.

 

Por suerte, más allá de la muerte de los ejemplares adultos por envejecimiento, la población parece encontrarse en un estado de rejuvenecimiento debido a la incorporación y el crecimiento de nuevas plantas jóvenes gracias a las actuaciones de gestión del hábitat ejecutadas por la Comunidad Autónoma en los últimos años, ya que la especie precisa de cierta perturbación en el medio para su germinación.

 

Hay que tener en cuenta la importancia de los núcleos de población de jara de Cartagena en la Región para la conservación de la especie, ya que en todo el mundo no existe más que otro representante de esta jara en la Pobla de Vallbona, en la Comunidad Valenciana.