• Un paisaje autóctono será la imagen del XXVII Festival Nacional de Folclore

    Un paisaje autóctono será la imagen del XXVII Festival Nacional de Folclore

  • Ocho mujeres, un cadáver y un fin solidario

    Ocho mujeres, un cadáver y un fin solidario

  • 'El Flagelo' defiende el espacio de las revistas papel en la era digital

    'El Flagelo' defiende el espacio de las revistas papel en la era digital

 

  

 

 

El cantante panameño Rubén Blades inaugura con salsa y son cubano La Mar de Músicas

El panameño, Rubén Blades, ha sido el encargado de dar comienzo a la XXIV edición de La Mar de Músicas con un concierto marcado en su gira de “despedida” de salsa. En esta inauguración no lo hizo sólo, a él se sumaron tres grupos: Betsayda Machado y Parranda El Clavo, en la Plaza del Ayuntamiento; Banda Magda, en el patio de la universidad del puerto; y Linker e os Caramelos, que puso el broche de oro a la apertura, en el Castillo Árabe.


El cantante aterrizó anoche en un Auditorio del Parque Torres ante alrededor de 2.000 personas entusiasmadas por escuchar los clásicos del maestro de la salsa célebre. El artista consiguió demostrarnos que es uno de los grandes referentes en alcanzar esa representación del Nuevo Continente junto a la música.

Un público latinoamericano fue el encargado de llenar el Auditorio, y es que ocuparon las primeras las filas sin sentarse. Blades mostró su extenso repertorio acompañado de la Roberto Delgado Salsa Big Band.

Los desengaños y los amores han sido los protagonistas de la actuación, con los acordes de “Decisiones”, “Prohibido olvidar”, que dedicado a los venezolanos presentes ha deseado que “que tengan mejores días y mejores noches”.

El repertorio de la noche continuaba con Arayue, una versión de la composición portorriqueño Ray Barreto. Sin olvidarse de su pasión por el jazz con la canción ‘Watch what happens’ grabada junto a Wynton Marsalis, fue inmortalizada entre otras por el público desatando una de las grandes ovaciones de la noche.

Uno de los grandes referentes de la música latinoamericana ha demostrado su gran capacidad de dar música aquellas letras de poseía escritas por el poeta César Miró.

El cantante ha decidido repetir escenario diez años más tardes demostrando su capacidad para narrar las vivencias cobrando vida con ‘Amor y control’ o su versión ‘Don’t look away tonight’ o incluso los problemas del desamor por ‘Ligia Elena’.

Tras revelar de su pasado su suspenso en la escuela la asignatura de música encaro la segunda parte del concierto con “Ojos de perro azul” o musicó los cuentos de cortos de Gabriel García Márquez.

Para el final, Ruben Blades dejó el momento más deseado por todos y es que, siendo su última gira con repertorio de salsa, Cartagena presenció la última interpretación de ‘Pedro Navaja’ provocando un entusiasmo entre el público del Auditorio del Parque Torres.


El cantante no podía olvidar esa noche al ministro de Cultura, José Guirao, que se encontraba entre el público. A quién agradeció su gran apoyo por la cultura y la música, además de la latinoamericana.