• Reclaman un uso multidisciplinar cultural para el Cine Central

    Reclaman un uso multidisciplinar cultural para el Cine Central

  • 1.691 formas de dibujar nuestro campo

    1.691 formas de dibujar nuestro campo

  • Un presidente para dos asociaciones de vecinos

    Un presidente para dos asociaciones de vecinos

 

  

 

 

Los romanos blancos estrena durante su pasacalles los premios ‘Manuel Molina Alonso’

El galardón, que ha tenido en su primera edición ocho destinatarios, es un reconocimiento a la fidelidad en la agrupación y un recuerdo permanente para una persona entrañable, quien tiempo atrás sacaba una biga durante la procesión del Domingo de Resurrección.


  • La presidenta de la gestora, Emilia Martínez, ha debutado formando parte de la escuadra en su recorrido: “Ha sido estupendo, me ha encantado”
  • GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Los tradicionales pasacalles de los domingos de cuaresma que anuncia la celebración de las procesiones este año en Cartagena han comenzado esta mañana con unos veinticinco soldados romanos (veinte varones y cuatro féminas) de la Cofradía de Jesús Resucitado, que sobre las nueve y media, con el sonido para la marcha de los tambores de la asociación Quillo, iniciaban su recorrido desde la plaza de San Francisco, teniendo como primera escala el Asilo de Ancianos del barrio de la Concepción, para después dirigirse al templo de la Patrona y después continuar por las calles más céntricas de la ciudad.

La presencia de la guarnición en la Basílica Menor de la Virgen de la Caridad ha tenido hoy un sabor especial. Primero ha tenido lugar la entrega de la ofrenda floral a la Patrona a cargo de Rebeca García, quien fue la primera chica que, entonces siendo niña, formó parte de la escuadra. El párroco, Francisco Montesinos, ha sido quien ha recibido a la escuadra y ha dirigido unas palabras a los romanos, quienes han estado acompañados por integrantes de la junta de mesa de la hermandad, con el hermano mayor, Ramón Pérez, a la cabeza.

Después ha tenido lugar un novedoso acto con doble vertiente. Por un lado, supone un reconocimiento póstumo a Manuel Molina Alonso, quien hace años era el encargado de sacar una biga con caballos en el desfile del Domingo de Resurrección. "Se trataba de una persona entrañable y muy entregada a la agrupación, hacia la que dedicó mucho trabajo y la quiso mucho", apunta la presidenta actual de la gestora romana, Emilia Martínez. Esta mañana, con presencia de su viuda e hijos, entre otros, y con la lectura de un texto elaborado por Rogelio Abad, se han estrenado los galardones que llevan su nombre: Premios Manuel Molina Alonso. Se han entregado los diplomas a ocho romanos en señal de agradecimiento a su fidelidad con la agrupación. "Los premios quedan institucionalizados y en próximas ediciones se entregarán a aquellos que reúna los requisitos", apunta la presidenta.

Otra novedad esta mañana ha sido la presencia de Emilia Martínez Soriano, con lanza en mano, dentro de la escuadra en el pasacalles. "Ha sido mi primer año y me lo he pasado muy bien, me ha encantado", expresaba a este diario. Un día pensó en esa posibilidad y encontró respaldo en los hermanos de agrupación, culminado hoy con su integración en la legión. "Creo que ya refleja plenamente que todos me han aceptado como presidenta", expresa. No se refiere a nada relacionado con ser mujer, en absoluto, sino a que al estar la agrupación regida por una gestora, su presencia como presidenta fue impuesta por la cofradía, lo que suele crear ciertas reticencias en algunos. Su esfuerzo en el cargo ha servido para desterrar esa situación.

Los 'romanos del dragón', por la figura que llevan en el casco, es habitual en su historia estar regido por gestora debido a que no dispone de suficientes hermanos de cofradía para afrontar un proceso electoral. "La idea es conseguir en los próximos años, lo que considero que será beneficioso para la agrupación", apunta Emilia Martínez, cuyo padre, Domingo, ya estaba inmerso en la directiva romana cuando ella tenía tres años de edad, por lo que es una agrupación que siente plenamente.

Le comentamos si uno de los problemas de no contar con más asociados es que se trata de una agrupación sin imagen a la que mostrar devoción. "Afecta, pero hay que pensar que somos parte de la cofradía y que nuestras imágenes son el Jesús Resucitado y la Virgen del Amor Hermoso", indica, para hacer hincapié a continuación que se trata de una agrupación "muy complicada de gestionar y que lleva mucho trabajo", pero que también "cada vez ilusiona más. Esta mañana, en el desfile, he visto mucha animación y motivación, aspecto que cada vez se transmiten más". Por último, recuerda que la agrupación tiene las puertas abiertas para los que quieran alistarse.