• La incombustible llama interna del instituto Isaac Peral

    La incombustible llama interna del instituto Isaac Peral

  • Tres mil kilos de solidaridad california

    Tres mil kilos de solidaridad california

  • La Infantería de Marina celebra San Juan Nepomuceno

    La Infantería de Marina celebra San Juan Nepomuceno

 

  

 

 

La alegría de la Resurrección también brota del lamento

La Cofradía de Jesús Resucitado se ha quedado, por tercera vez en este siglo, sin sacar su procesión, organizando un acto litúrgico que ha culminado con la 'Aparición' de Cristo a  la Virgen del Amor Hermoso frente a la fachada de Santa María de Gracia y el canto popular de la Salve mientras estaba chispeando. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)

 



El siglo XXI está siendo excesivmente 'aguado' para los blancos procesionistas cartageneros, pues ya acumulan en menos de dos décadas tres suspensiones y la disolución de un desfile. Una amargura que han sufrido los equipos liderados por los hermanos mayores Benito Martínez y Tomás Martínez Pagán, y que ahora lo ha experimentado el que encabeza Ramón Pérez, éste en el año de su estreno como hermano mayor. No podía ocultar el rostro de pesar porque en este 2019 la alegría de la Resurrección, auténtica base del cristianismo, no recorría las calles de Cartagena, pero satisfecho por la calidez mostrada por los ciudadanos hacia la cofradía.

A primera hora de la mañana, la cofradía ha divulgado la noticia de la suspensión para evitar que sus hermanos se pusiesen para nada el vestuario procesionista. Así, los únicos uniformados han sido los integrantes de Escolta y Honores, piquete de artilleros del RAAA-73 y agentes de la Policía Nacional.

La iglesia ha abierto sus puertas a las 10.30 horas como circunstancial museo y cientos y cientos de personas han acudido a visitarlo. A las doce horas ha comenzado un acto litúrgico. El capellán resucitado, Miguel Solana, ha expuesto que esta mañana existían "sentimientos encontrados", refiriéndose a la necesidad de agua para los campos agrícolas y el pesar por no sacar la procesión. Después ha iniciado el anuncio de la Resurrección y una reflexión: "Dios llama a la vida y hoy de una manera especial, pues hemos visto estos días la unidad de las cofradías y la unidad del pueblo". También ha efectuado una alusión a las víctimas (casi doscientas) por los atentados de hoy en Sri Lanka. El capellán ha invitado "a ir al encuentro con el Señor", a quien ha pedido ayuda "para que la semilla que este año plantamos sirva para que la luz de las procesiones brille más que nunca el próximo año".

Tras el rezo de la 'Reina del cielo' ('Regina Coeli'), comenzaron las 14 estaciones de 'Camino de la luz' ('Vía Lucis'):
1ª Cristo ha resucitado
2ª Los discípulos encuentran el sepulcro vacío
3ª Jesús Resucitado se manifiesta a María Magdalena
4ª Jesús Resucitado se manifiesta a los discípulos en el camino de Emaús
5ª Los discípulos de Emaús reconcen al Señor al partir el pan
6ª Jesús se aparece a sus apóstoles en el cernáculo y les muestra sus llagas
7ª Jesús concede a los apóstoles el poder de perdonar los pecados
8ª Jesús confirma la fe de Tomás
9ª Jesús se muestra a sus discípulos en el lago de Tiberiades
10ª Jesús encomienda a Pedro el cuidado de los hermanos
11ª Jesús envía en misión a sus apóstoles
12ª Jesús asciende al cielo
13ª Los apóstoles reunidos con María esperan la llegada del Espíritu Santo
14ª La venida del Espíritu Santo en Pentecostés

A continuación, el vicario de Cartagena, José Abellán, ha dado las gracias a la alcaldesa de Cartagena, al delegado del Gobierno en la Región, a los hermanos mayores y a las cofradías, a los cofrades y al hermano mayor resucitado (Ramón Pérez) "por aunar amor, ilusión, pasión y fe por presentar a la ciudad la hermosura de Cristo Resucitado y a su madre, y ese amor, ilusión, pasión y fe no lo ha podido acallar las incremencias del tiempo", dijo, además de mostrar la satisfacción que también produce el agua para los agricultores.



Todo lo que se estaba produciendo en el interior de Santa María se escuchaba en el exterior por megafonía, donde, a partir de la cuarta estación, se desplegaban los paraguas al comenzar a chispear. Muchos han seguido los rezos y los había también que mostraban su malestar por la duración, temiendo que al final no saliera la Virgen. Durante ese tiempo también se produjeron dos asistencias del personal de Protección Civil hacia dos personas que sufrieron mareos.

A las 12.35 horas han aparecido por la rampa la Escolta y Honores junto a los tamboristas de la asociación Quillo. Detrás, bajo una lluvia de pétalos de flor, surge la Virgen del Amor Hermoso entre los aplausos de los presentes. En esos momentos no llueve, aunque poco después vuelve un ligero chispeo. Esta vez no se abren los paraguas, en una actitud de respeto de los espectadores hacia el resto para no entorpecer la visión del momento.

La madre del Amor Hermoso lleva protegido su palio con plástico. No así el Jesús Resucitado, que desde la puerta de la iglesia protagoniza su 'aparición' ante la Virgen. Más aplausos, un buen número de rostros con lágrimas y comienza el canto de la Salve, que culmina entre ovaciones y el himno de España. Cierra el piquete de Artillería con una doble pasada para rendir honores a la Virgen, que, una vez dentro de la iglesia, volverá a 'escuchar' la Salve.



La iglesia ha permanecido abierta hasta las tres de la tarde con una multitud de personas que han ido accediendo para ver el patrimonio blanco, siendo un acierto habilitar un carril de entrada y otro de salida para reducir atascos.

No hubo procesión y no ha sido el final deseado para la Semana Santa de Cartagena de 2019, pero no ha faltado sentimiento ni (mucha) emoción.