El hospital de Santa Lucía realiza en la Región el primer implante de un marcapasos sin escopia

El servicio de Cardiología del hospital cuenta con sistemas de navegación que permiten realizar estudios cardiacos reduciendo las dosis de radiación. La Unidad de Arritmias del Complejo Hospitalario Cartagena cuenta con amplia experiencia en la realización de ablaciones sin escopia.



La Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del hospital de Santa Lucía ha logrado implantar un marcapasos a un paciente con una afección cardiaca sin utilizar radiación para ello. Se trata de la primera experiencia a nivel regional de implantación de un marcapasos sin escopia.

Para el control y tratamiento de estas patologías, en las que se presenta una alteración de la conducción eléctrica cardiaca del paciente, explica el responsable de la Unidad de Arritmias, Ignacio Gil, “se precisa en muchas ocasiones de un marcapasos bicameral”.

Los especialistas habitualmente utilizan electrodos de marcapasos que se introducen a través de una vena de la región pectoral del paciente y se deslizan hasta el corazón con el fin de subsanar el defecto de conducción eléctrica.

En esta ocasión, y gracias a la experiencia de la Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del hospital de Santa Lucía y a la innovación tecnológica del recinto hospitalario, se ha realizado con sistemas de navegación que permiten realizar una reconstrucción tridimensional sin necesidad del uso de radiación para ello, añade Ignacio Gil.

Desde que se implantaran estos sistemas avanzados en el Hospital Santa Lucía, la Unidad de Arritmias del recinto hospitalario cartagenero ha realizado más de 700 ablaciones de las cuales, al menos 400 se han realizado sin escopia.

Esta técnica se ha consolidado en el hospital Santa Lucía como una técnica eficaz y segura para el tratamiento de las arritmias y es en la actualidad la técnica que se utiliza siendo la Unidad referencia en formación de otros hospitales a nivel nacional.

 

Segunda Unidad de Arritmias de la Región
En el año 2008 se inicia la andadura en Cartagena de la Unidad de Arritmias del Área II, de la mano de Ignacio Gil, siendo de referencia para los pacientes del Área II de Salud y Área VIII.

Su cartera de servicios incluye consultas específicas de arritmias y de seguimiento de pacientes portadores de marcapasos y desfibriladores, pruebas de diagnóstico como el Holter o los registradores externos de eventos, test farmacológicos, estudios electrofisiológicos, cardioversiones eléctricas programadas, ablación de sustratos de taquicardias e implante de dispositivos diagnósticos.  

Durante el último año la Unidad de Electrofisiología y Arritmias del Servicio de Cardiología del Hospital Santa Lucía se ha consolidado como una de sus unidades asistenciales más importantes.

Entre ablaciones, otros procedimientos diagnóstico/terapéuticos y consultas de seguimiento de dispositivos complejos cada vez se están evitando más estancias hospitalarias innecesarias y traslados al hospital de referencia regional, con el que se sigue trabajando en estrecha y cordial colaboración.