Una marea blanca por la ciudad

El domingo se celebró en Cartagena el día de Corpus Christi, una festividad que se celebra 60 días después del Domingo de Pascua y está destinado a la exposición del Santísimo Sacramento, que se encontraba cuidadosamente resguardado en una custodia y fue conducido por las calles de las ciudades mientras una ferviente escolta de fieles le acompañó en solemne procesión.


En la iglesia de Santa María de Gracia, el Obispo Auxiliar de la Diócesis de Cartagena, monseñor Sebastián Chico Martínez, fue encargado de oficiar la Solemne Eucaristía celebrada a las 18:30 horas.



Durante el acto, al que asistió la vicealcaldesa, Noelia Arroyo, acompañada del segundo teniente de alcalde, Manuel Padín, junto a los concejales María Casajús, María Amoraga, Jesús Giménez Gallo y Maria Dolores Ruiz los feligreses rezaron y cantaron himnos alabando al Santísimo, para después proceder a procesionar por las calles del centro de la ciudad que se encontraban ataviadas con flores e incluso, tapices o alfombras.



En este tradicional evento participaron todos aquellos niños y niñas que recibieron la primera comunión durante este año con sus trajes y vestidos, creando una marea de color blanco por el Casco Histórico de Cartagena.

Galería de Imágenes.