“Estas fiestas son un pasada”

Nacho Guerreros se convirtió en la principal atracción para fotografiarse en la jornada inaugural de Carthagineses y Romanos. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


“¡Mira, ahí está Coque!”. La frase se pudo escuchar ayer repetidas veces, especialmente durante la marcha desde el Palacio Consistorial al campamento por parte de los espectadores y una vez en el interior de la gran aldea, donde el actor tuvo que pararse en numerosas ocasiones para atender las peticiones de ‘autofoto’ por parte de festeros y visitantes al gran recinto. Por cierto, tras el corte de la cinta inaugural, se guardó un trozo para el recuerdo.

Llegó después del mediodía a Cartagena y tras comer y conocer Cabo de Palos, lugar de partida de la llama olímpica, con vestuario de legionario, quizás porque su Calahorra natal en su día fue romana, estuvo en el acto del encendido del fuego y de ahí marchó al Palacio Consistorial para pregonar el Annus XXX de estos festejos históricos.



Después, en el escenario de la carpa de protocolo, mostró su gratitud a los organizadores y representantes de tropas y legiones por la acogida recibida, además de ofrecer una breve muestra de su voz en la popular serie televisiva de ‘La que se avecina’ como Coque: “Con lo a gustito que estaba yo con mis plantitas…”. En ese mismo lugar, el presidente de la Federación de Tropas y Legiones, José Antonio Meca, quiso resaltar que Nacho Guerreros, además de popular “hemos descubierto que es una magnífica persona”.

Protagonizó infinidad de fotografías y en todas derrochaba simpatía y algún comentario con los que posaba. “Estas fiestas son una pasada”, expresaba a este diario en referencia a unos festejos históricos del que no esperaba su dimensión ni tampoco la magnitud de su campamento, pues en la ocasión anterior que estuvo en esta tierra fue para un acto a beneficio de la lucha contra el cáncer infantil, que no coincidió con estas fechas.

Unos festeros apuntaban que hacía años que Carthagineses y Romanos no tenía a un pregonero de este nivel de popularidad, “quizás habría que remontarse a 2011 con Pilar Rubio”, apuntaba.

No efectuó visita a recintos de tropas y legiones, como esperaban algunos grupos, pero dijo que volvería a Cartagena “porque aquí me habéis ascendido de conserje a pregonero”.