• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

 

  

 

 

La talla de la Caridad sufrió un fuerte ataque de insectos xilófagos

Estos agresivos devoradores de madera causaron daños interiores y exterior en la imagen, que también ha sido objeto de un trabajo cromático y de la retirada individual de las lágrimas para para limpiarlas y volverlas a colocar en su rostro. Estos detalles se han conocido hoy en la recepción oficial de la imagen, al igual que habrá un acto especial para la bienvenida de la Patrona y la entrega del cheque de la 'Onza de oro'.  



COMUNIDAD AUTÓNOMA
El jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, entregó hoy al Santo y Real Hospital de la Caridad la imagen de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cartagena, que ha sido sometida a un profundo proceso de análisis y recuperación en el Centro Regional de Restauración de la Comunidad Autónoma “tras comprobarse que se encontraba muy deteriorada tanto en su exterior como en el interior”.
 
“La Virgen de la Caridad vuelve a casa con los suyos aunque, realmente, nunca se fue del todo”, aseguró López Miras, quien puso en valor que “siempre ha estado en el corazón de los cartageneros y nunca ha dejado de cuidarles, sobre todo en estos meses difíciles de pandemia”. En este sentido, explicó que por primera vez en sus 297 años, la Virgen de la Caridad no pudo estar en Cartagena el Viernes de Dolores, debido a que la crisis sanitaria obligó a paralizar el traslado previsto a pesar de estar finalizada la restauración de la talla.
 
La restauración de la imagen de la Patrona de Cartagena se ha prolongado durante siete meses en los que la talla ha sido sometida a un completo estudio para determinar su estado de conservación, pudiéndose constatar que la imagen presentaba un estado deficiente, agravado por un antiguo ataque de insectos xilófagos que hizo mucho daño debido a su extensión y agresividad, afectando no solo al interior de la escultura, sino también a su exterior, dada las múltiples faltas de soporte que provocó y a la gran cantidad de agujeros que dejó en la superficie de la obra.
 
La actual restauración se ha centrado en hacer una limpieza de la suciedad generalizada que presentaba la obra, así como en retocar cromáticamente todas y cada una de las zonas que así lo necesitaban, dado que la reintegración cromática aplicada en la última restauración había sufrido notables alteraciones. Asimismo, se desmontaron las lágrimas del rostro de la Virgen, limpiándolas y colocándolas de nuevo en su lugar. Se trata de un delicado proceso que se ha visto complicado por el volumen de la obra y la dificultad de acceso que presentan algunos puntos de la imagen.
 
López Miras destacó que “durante todo este tiempo, la imagen de la Virgen de la Caridad ha estado en las mejores manos”, en referencia a los técnicos, profesionales y especialistas del Centro de Restauración de la Región de Murcia. En este sentido, explicó que “en todo el proceso siempre se han priorizado los criterios de seguridad a los tiempos” y reconoció “el inmenso esfuerzo realizado por todos los profesionales para que la rehabilitación finalizase antes del Viernes de Dolores”.

“Al inmenso valor artístico y patrimonial de esta talla se suma la carga devocional que tiene para todos los cartageneros, de ahí el mimo y el cuidado con el que ha sido tratada”, remarcó el presidente de la Comunidad, quien felicitó a todos los cartageneros por tener ya a su patrona en su Basílica y agradeció su gran labor social al Hospital de Caridad.


AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA
La Virgen de la Caridad ya está en Cartagena tras pasar los últimos once meses en el Centro de Restauración de la Región de Murcia entre trabajos de reparación por parte de la Comunidad Autónoma. Como consecuencia de la pandemia del COVID-19 no se ha podido cumplir el compromiso de que la patrona de Cartagena estuviese en su basílica el Viernes de Dolores y, por tanto, ha sido la primera vez que en cerca de 300 años la Virgen de la Caridad no estaba en casa en esa fecha señalada.

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha lamentado no haber podido celebrar el día grande de la Virgen, "estamos a la espera de poder hacer un acto bonito, noble y que nos permita simbolizar la entrega de la onza de oro que no se pudo hacer en su día", ha anunciado.  De momento, "la recibimos y acogemos con orgullo, y con agradecimiento a todas las personas que han contribuido en su restauración".
 
Los trabajos han consistido en una limpieza, una recuperación de la policromía y la reconstrucción de soportes. "Una de las tareas de mayor complejidad ha sido la recuperación de las lágrimas, una a una", ha indicado el presidente del Gobierno Regional, Fernando López Miras, quien también ha asegurado que "el resultado es magnífico gracias un trabajo minucioso realizado por excelentes profesionales".

Por su parte, el Obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes ha recordado la importancia de esta imagen y "los sentimientos de los cartageneros al saber que en este tiempo de pandemia esta imagen tan querida no estaba aquí". Además, ha querido conmemorar a los 149 difuntos de esta región como consecuencia del virus, "ojalá termine aquí el conteo, son muchas historias,  muchos casos de dolor y sufrimiento por lo que hemos pasado".

El Hermano Mayor del Santo y Real Hospital de Caridad, José Vera Sánchez, ha rememorado la primera salida de la basílica realizada por la Virgen de la Caridad, "en 1993 cuando se trasladó a Murcia al taller de Verónicas para ser reparada".

En el acto, realizado en la Capilla de San José ya que al encontrarse la basílica en obras ha tenido que ubicarse En el acto, realizado en la Capilla de San José ya que al encontrarse la basílica en obras ha tenido que ubicarse temporalmente en este lugar y no en su antiguo altar, han estado presentes el presidente del Gobierno Regional, Fernando López Miras, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, la vicealcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, y el teniente de alcalde, Manuel Padín, así como otros miembros de la corporación municipal, la Presidenta de la Autoridad Portuaria, Yolanda Muñoz, el Obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, y el Hermano Mayor del Santo y Real Hospital de Caridad, José Vera Sánchez.



DIÓCESIS DE CARTAGENA
Durante casi un año ha estado ausente la Virgen de la Caridad de su basílica, tiempo en el que los cartageneros la han echado de menos, por eso hoy muchos la recibían con flores. La imagen de la patrona de Cartagena ha regresado a su basílica tras el proceso de rehabilitación realizado en el Centro de Restauración de la Región de Murcia. El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha hecho entrega esta mañana de la imagen de la patrona de Cartagena al Santo y Real Hospital de la Caridad, en el acto que ha contado con la presencia del obispo.
 
Sobre la talla, que fue sometida a un estudio completo para determinar su estado de conservación, se ha realizado una limpieza general y retoque cromático de diferentes zonas. López Miras ha explicado que una de las tareas más complejas en la restauración ha sido la recuperación de cada una de las lágrimas del rostro de la Virgen destacando “el minucioso trabajo que se ha realizado sobre la imagen para que luzca con hermosura”. El presidente ha querido hacer hincapié en que este año ha sido la primera vez que la Caridad faltaba en Cartagena un Viernes de Dolores, su día grande, ya que, debido a la pandemia y con el decreto del estado de alarma, fue imposible su regreso para la fecha prevista.
 
Ante la Virgen de la Caridad, el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, ha pedido a los presentes una oración por los que han muerto durante este tiempo, con un especial recuerdo a los 149 fallecidos por Covid-19 en la Región de Murcia. El obispo ha manifestado su alegría al ver de nuevo a la Caridad en su basílica, respondiendo así al deseo de los fieles que la custodian y que la han echado de menos, especialmente en este tiempo de pandemia. “Durante estos meses, he tenido muy presente a la Virgen de la Caridad, pidiendo su intercesión por quienes estaban sufriendo”, ha destacado Mons. Lorca.
 
“Hoy es un día importante y feliz para los cartageneros”, afirmaba su alcaldesa, Ana Belén Castejón, quien ha dado las gracias a los profesionales que han intervenido en el proceso de restauración y ha elevado una oración a la Virgen: “Te pedimos que nos sigas dando fuerzas y que seamos capaces de ayudar a aquellos que más lo necesitan”.
 
Para finalizar el acto se ha cantado la Salve Cartagenera que ha culminado entre aplausos y vivas a la Madre de Dios. Por el momento, y debido a que el templo se encuentra en obras, la imagen permanecerá en la capilla de San José.

* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo