Sucesos y tribunales    
El maravilloso mundo de 'ecocircus'

El maravilloso mundo de 'ecocircus'

La asociación circense Malabagic, que surgió en el año 2007 de la mano de un grupo de alumnos...

Máxima decepción albinegra

Máxima decepción albinegra

Decepción entre los seguidores del FC Cartagena tras la derrota en Majadahonda donde encajaron...

‘Bartolo’ se cuela entre los disfraces de Pozo Estrecho

‘Bartolo’ se cuela entre los disfraces de Pozo Estrecho

El macho cabrío desfila con ‘Los ganaderos’ en una marcha abierta por cabezudos en la que también...

El madridismo cartagenero no abandona el estado de fiesta continental

El madridismo cartagenero no abandona el estado de fiesta continental

La afición cartagenera del Real Madrid disfrutó de la consecución del décimo tercer título de la...

Las Fuerzas Armadas exhiben todo su potencial

Las Fuerzas Armadas exhiben todo su potencial

Las exhibiciones caninas de la Unidad Cinológica del Tercio de Levante de Infantería de Marina...

  • El maravilloso mundo de 'ecocircus'

    El maravilloso mundo de 'ecocircus'

  • Máxima decepción albinegra

    Máxima decepción albinegra

  • ‘Bartolo’ se cuela entre los disfraces de Pozo Estrecho

    ‘Bartolo’ se cuela entre los disfraces de Pozo Estrecho

  • El madridismo cartagenero no abandona el estado de fiesta continental

    El madridismo cartagenero no abandona el estado de fiesta continental

  • Las Fuerzas Armadas exhiben todo su potencial

    Las Fuerzas Armadas exhiben todo su potencial

Exposiciones y fotografía
Deportes
Música
Toros
Articulistas
Servicios
       
El Algar y Los Urrutias
El puente (Cartagena Norte)
cartagenadeley.com
cartagenadeimagen.com
launiondehoy.com

 

 

 

 

 

La Magdalena refuerza el legado cultural de nuestros pueblos

329 alumnos y 29 profesores del centro comarcal de educación infantil y  primaria ‘Azorín’ se están desplazando a la población cartagenera para disfrutar de los encantos de la vida rural, junto a valores naturales y patrimoniales como la ermita del siglo XVIII y profesiones como la de pastor. También aprenden a jugar a los bolos cartageneros, deporte autóctono para el que se trabaja para conseguir fondos que permitan instalar un monumento bajo el título ‘El manillas’.


El proyecto ‘Pasando la bola’ es una iniciativa de la Asociación de Vecinos de La Magdalena que preside Ginesa García Conesa y en el que colaboran para hacer posible su desarrollo la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartagena y la Junta Vecinal de Molinos Marfagones, así como la Federación de Bolos de Cartagena, el colectivo artístico +Formas y el equipo directivo y claustro de profesores del Colegio Azorín.

Hasta el momento, se han trasladado todos los cursos en distintas jornadas a la antigua pista de bolos cartageneros, junto al local social de La Magdalena, quedando los próximos días de Noviembre por participar los ciclos de infantil (3-4 y 5 años).

La jornada comienza a las 9.30 horas con la bienvenida de los participantes a la población que da nombre a la diputación de la zona Oeste. Divididos por grupos, se alternan en una actividad de expresión plástica con arcilla, a cargo del artista cartagenero Juan Pedro Esteban. Elaborando un “recuerdo” relacionado con la temática y otro taller a cargo del “maestro” de los bolos Cartageneros Diego Segovia, donde se explica y practica este juego a las  nuevas generaciones.

Al mediodía y tras el almuerzo, realizamos una excursión guiada por la población y alrededores. Mostramos el aljibe restaurado de la plaza y hablamos sobre el valor del agua y las normas para contribuir a preservarla.



Visitamos la ermita del siglo XVIII, donde se les introduce en aspectos históricos de la zona Oeste, con alguna leyenda e incursiones de piratas a nuestros campos.

Acariciamos la olivera centenaria y observamos los animales que viven en su gran tronco.

Paseamos por la rambla de Benipila, explicándoles sus valores ambientales y biodiversidad y cómo debemos evitar tirar basuras.

El recorrido finaliza con la visita a una granja agropecuaria del pueblo (Hermanos Solano  y “Los  Chirres”), donde los niños y profesores toman contacto de primera mano con el mundo de la ganadería y la vida en el campo.

Hasta el momento la experiencia desarrollada está resultando un éxito, con un alto grado de satisfacción por parte de todos los implicados.

La organización, sigue trabajando para conseguir los recursos necesarios para culminar este novedoso proyecto, con la elaboración e instalación de una estatua llamada ‘El Manillas’, como homenaje a este juego tradicional cartagenero, que sería la primera en el municipio.​