Luna llena de amor

Luna llena de amor

El primer plenilunio de otoño ha sido testigo del enlace entre Aníbal e Himilce (o viceversa) en...

“Carthagineses y Romanos me ha permitido hacer grandes amigos”

“Carthagineses y Romanos me ha permitido hacer grandes amigos”

Gloria María Caballero Jurado es una de las dos destinatarias este martes del galardón ‘Gran dama...

Noctámbulo festero del ‘die domini’

Noctámbulo festero del ‘die domini’

Guerreros de Tropas de Aníbal se transforman en ‘elevadores de festeros’ * Cartalón fue investido...

Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

Las carcajadas y los aplausos han resonado este domingo más que nunca en el escenario del...

“Roma, ¿dónde estás?”

“Roma, ¿dónde estás?”

El drama de Sagunto, en el que sus habitantes optaron por el suicidio (“¡sangre y honor!”) antes...

  • Luna llena de amor

    Luna llena de amor

  • “Carthagineses y Romanos me ha permitido hacer grandes amigos”

    “Carthagineses y Romanos me ha permitido hacer grandes amigos”

  • Noctámbulo festero del ‘die domini’

    Noctámbulo festero del ‘die domini’

  • Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

    Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

  • “Roma, ¿dónde estás?”

    “Roma, ¿dónde estás?”

 

  

 

 

 

El incombustible poso de ‘Los Maromos’

Fueron de los grupos pioneros de las chirigotas cartageneras, hará unas tres décadas, pero fue hace unos diez años cuando se extinguió. ¿No fue así?, pues parece ser que no, pues quedan partículas de los que fueron y que cada año, por estas fechas carnavaleras, se reúnen recordando aquellos cuplés y otros temas que lucieron sobre el escenario.

 


Daba gusto escuchar en un local hostelero del centro de Cartagena como de una mesa en la que se encontraba varias personas brotaban chirigotas. Así sí se siente el carnaval más entre la ciudadanía y a nivel de calle. Nos acercamos a ellos y nos enteramos que son ‘Los Maromos’, que dejaron de subir a los escenarios hace una década, “cuando nos tiraron piedras”, dice uno de ellos. Antes eran unos veintidós. Ahora quedan menos, menos todavía el número es importante para reunirse cada año por estas fechas “para comer, cantar y pasarlo bien”, indican, afirmando que no tienen intención de volver a las tablas. Ahí estaban Kayueleitor, Ñampa, Zampo, Frutero, Indio, Dimitriv Porsakov, Doctor Anchoa y Beny Gil, entre otros. Son el poso de ‘Los Maromos’.