Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

Las carcajadas y los aplausos han resonado este domingo más que nunca en el escenario del...

“Roma, ¿dónde estás?”

“Roma, ¿dónde estás?”

El drama de Sagunto, en el que sus habitantes optaron por el suicidio (“¡sangre y honor!”) antes...

Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

La matinal de 'Dies Lustricus' ha ofrecido una brillante representación teatral de los...

Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

La recordada festera es la autora del guión que ayer tarde se recuperó para ofrecer la conquista...

Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

El nuevo acto carthaginés ha sido una alegoría a Qart-Hadast que se ha desarrollado en el 'Mons...

  • Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

    Los senadores se ríen de la actualidad con 'Pasamursiya'

  • “Roma, ¿dónde estás?”

    “Roma, ¿dónde estás?”

  • Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

    Las 57 nuevas huellas del pueblo romano

  • Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

    Rosa Juaneda vuelve a conquistar Mastia

  • Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

    Las cinco colinas vuelven a arder, ahora para recibir a Asdrúbal

 

  

 

 

 

Ritmo, colorido y manta

El desfile del Carnaval de Cartagena ha sido brillante, tanto por variedad como riqueza de vestuarios, elementos y espíritu que ha servido para plantar cara al frío. Unas cuatro mil personas lo han protagonizado, entre los que no ha faltado Antonio ‘El Cura Obrero’, el próximo ‘Medalla de oro de Cartagena’, quien ha formado parte de la comparsa crítica que ha tenido como temática a Puigdemont y a Kim Jung Un. Los vecinos de San Antón ha reclamado que no se venda la cárcel.


¿Quién dijo frío estando en Carnaval? Menudo gran desfile han ofrecido unos ochenta grupos en el centro de la ciudad, desde la Alameda hasta la plaza del Ayuntamiento. No tiene porqué envidiar a la gran mayoría, pues ha sido variado y espectacular, pero, sobre todo, muy trabajado.

El Carnaval es la gran fiesta cartagenera que está más asentada en los pueblos del municipio. Detrás de cada puesta en escena hay muchos días de trabajo y toda una movilización para llegar al punto de partida del desfile. Los que vienen de las afueras recurren a autocares y, mayoritariamente, a turismo, formándose auténtica comitivas. Hay que tener ganas, y la verdad es que las hay. Hay ganas por mostrar en lo que se ha trabajado, tanto los vestuarios como su puesta en escena. Así se superan las bajas temperaturas, las molestias en las extremidades o cervicales y lo que haga falta.

Esta tarde existía cierto temor. Desfile televisado y bajas temperaturas, pero la afluencia de público, aunque ha sido algo inferior, tampoco se ha reducido en exceso. Además, conforme avanzaba la tarde el helado viento se iba apaciguando. Mejor que mejor. Pero por encima de todo cautivaba ver un desfile sin edad, pues hemos visto desde casi recién nacidos hasta alguna persona que ha superado los noventa años de edad. Y por encima de todo, ritmo y unos vestuarios muy diversos, muchos de ellos de una gran calidad

El amplio reportaje gráfico que ofrecemos así lo refleja. No es cuestión de empezar uno por uno a decir los temas, pero sí podemos apuntar algunos detalles. Por ejemplo, cuatro grupos han venido desde La Aljorra, lo que dice mucho en favor de este pueblo. En los sanantoneros ha cerrado el reclamo de que la histórica prisión no se venda. La crítica social se ha quedado en exclusiva de la Real e Ilustre de Vista Alegre, esta vez con coreanos e independentistas como protagonistas. En el grupo no ha faltado Antonio Bermejo, quien en diciembre abandonó el hospital donde estuvo ingresado por un accidente de tráfico sufrido en julio y que ha contado en ese tiempo con el cariño constante de sus vecinos. Como todos los años, no ha faltado a su cita carnavalera. Eso sí, con bastón en mano. Han llamado la atención también dos jirabas de la selva montada por Fantasía de La Aljorra y los detalles que acompañaban las plumas de este grupo. También se ha visto un enorme banco de medusas procedentes de los scout de Canteras y han resonado los tambores de la batucada que ha llevado Salgueiro. Y ritmo, mucho ritmo. No se han visto grandes carrozas, marchando reinas y damas sobre plataforma. Los que han lucido coreografías bien que han lucido, y encima han sido el mejor antídoto para el ‘helor’, que esta tarde provocó que muchos asistentes acudieran muy abrigados, incluso con mantas.  



Unos veinticinco grupos locales adultos y una quincena infantiles, más los de mayores han sido la representación local, que han cerrado Ipanema y Salgueiro. Después, unos quince foráneos encabezados por Kebana. Y todos juntos han merecido un sobresaliente. ¡Viva el carnaval!


Imágenes sujetas a derechos de autor. Prohibida su difusión sin la autorización del autor. Publicadas en www.cartagenadehoy.com También se pueden adquirir a mayor calidad a precios módicos * 21DEhoy AgenCYA