Aníbal e Himilce del 30 aniversario festero ya tiene sus primeros aspirantes

Adrián Vergara Tomás y Sandra Egea López, de las Tropas de Asdrúbal, han decidido dar un paso al frente y presentarse para encarnar el papel de los principales personajes carthagineses de los dos próximos años. "Sentimos Cartagena, sentimos estas fiestas y para nosotros es un sueño llegar a ser algún día el general y su esposa", indican a Cartagena de Hoy.


Adolfo y Sara han puesto un brillante broche a sus dos años como, respectivamente, Aníbal Barca e Himilce de Cástulo con esta recién finalizada XXIX edición de Carthagineses y Romanos. Ahora se abre una etapa en la que debe resolverse quienes serán sus herederos en las ediciones de 2019 y 2020. Es habitual que buena parte de los aspirantes terminan de tomar sus decisiones en las fiestas anteriores, por lo que este diario ha estado 'con la antena puesta' durante estos días atrás, en los que entre los festeros han circulado diversos rumores que no han pasado de ese concepto. Hubo uno que cobró fuerza y que hemos planteado directamente a los afectados, quienes nos han confirmado su intención.


Son amigos y se llaman Adrián y Sandra, o viceversa. Para el mundo festero y para muchos ciudadanos sus rostros son conocidos, pues el primero lleva dos años interpretando a Asdrúbal 'El Bello' en el acto de la Fundación de Qart-Hadast que los carthagineses escenifican en el sábado festero.

Sandra, por su parte, se ha estrenado este año como pitonisa en el Oráculo de Tanit, prolongando una vena teatral que ha heredado de sus padres y que ha desplegado en diversos escenarios en los últimos años, pese a su juventud (26 años).

La chica es vecina de la Barriada de San Cristóbal y el chico, de 22 años, sitúa su domicilio en Los Barreros. Si coinciden en la afiliación festera, pues únicamente han pertenecido a Tropas de Asdrúbal, Sandra desde que tenía cuatro años de edad y Adrián desde que nació en 1996, cuando se celebraba el año siete de las fiestas. Se vistió de época con cuatro meses y ha crecido con ellas.

Ahora están ilusionados con la posibilidad de culminar "un sueño", como es convertirse en los principales personajes carthagineses.