La tradición de los pulpicos de San Antón, a menos

Las barras donde se sirven en las calles de San Antón se han reducido de forma notable en los últimos años. Unos dicen que el problema está en que el pulpo de aguas de Cartagena es escaso y está caro. Otro señala a falta de apoyo del Ayuntamiento, “porque apoya poco a esta tradición y la típica presencia de barras en las calles, y en cambio sí lo hace con otras nuevas que no son de esta tierra, como Halloween y las Preuvas”. También los hay que ven “un avance de los kebap en detrimento de los bares españoles”.


Cuando se habla de las Fiestas de San Antón enseguida viene a la mente la imagen y el sabor de los pulpos sirviéndose en las barras urbanas. Sin embargo, esa presencia ha quedado muy reducida. Según pudimos observar el pasado sábado a mediodía, en un día álgido de los festejos, sólo quedan tres en el área más céntrica del castizo barrio. Están la cantina del local social y los bares de ‘La despensa de María’ en la calle Recoletos y de ‘Casablanca’ en la parte baja de la plaza de la Iglesia. Fuera de la zona antigua figura ‘El paso de los elefantes’ en la plaza Juana la Loca’.

El pulpo es caro (unos 4 euros por plato individual), pero sigue teniendo muchos partidarios, como prueban las barras copadas de personas. Sin embargo, ya quedan pocos sitios para elegir. Arriba hemos expuesto los motivos que en diversas barras y vecinos nos respondieron cuando planteamos el tema. No parece existir una causa muy clara, pero lo cierto es que la tradición va a menos y eso es peligroso. 

Imágenes de libre disposición siempre que sea para un uso saludable y que no perjudique a las personas que figuran en la fotografía. No está autorizada la publicación en revistas, diarios digitales y similares sin la autorización del autor, arriesgándose acciones legales la persona que no respete esta premisa. Es obligatorio reseñar la autoría, en este caso: cartagenadehoy.com