El nuevo Estado de Alarma aumenta el temor de un segundo año sin procesiones

Cartagena de Hoy, tras la medida adoptada para combatir la pandemia y que el Gobierno de España ha prolongado hasta mayo de 2021, ha recabado las sensaciones de los hermanos mayores de las cuatro cofradías pasionarias de Cartagena, quienes reconocen ese riesgo para la Semana Santa, pero sin perder la esperanza de que la situación experimente un giro. Abogan por esperar acontecimientos, pero a la vez algunos ya comienzan a pensar en alternativas. Además, resaltan la confianza en que los actos litúrgicos no se vean afectados.


COFRADÍA CALIFORNIA
Juan Carlos de la Cerra, hermano mayor de la hermandad de Jesús en el Paso del Prendimiento, confirma ese riesgo. “Efectivamente, el Gobierno de España parece firme en querer que se mantenga hasta mayo el Estado de Alarma con ‘toque de queda’. Pedro Sánchez (PSOE) tiene mayoría para sacarlo adelante, por lo que existen visos de que se mantenga medio año y así sería imposible sacar los desfiles pasionarios. Por supuesto que me gustaría sacar las imágenes a la calle, pero si la situación sigue así, poco ayuda a que se puede llevar a cabo”.

Hace unas fechas, en la presentación de la revista ‘Palio y cera’, el hermano mayor encarnado planteó ya esa posibilidad a la vez que hacía hincapié en que los actos litúrgicos son ‘la sangre de la cofradía’ (pinchar aquí) y espera que todos se puedan celebrar en las señaladas fechas. "Pienso que sí se pueden celebrar cumpliendo las normas y límites de la situación sanitaria. A nosotros nos afectaría principalmente en la Salve Grande, que es multitudinario y el aforo se vería sensiblemente reducido. Al margen de este tema, la idea es celebrar las novenas y los cultos, entre otros actos litúrgicos, que reitero que son la 'sangre de la cofradía'.

Por último, remarca que se trata de una situación "excepcional" y deseo de que la vacuna "esté cuanto antes. No hay que perder la esperanza y sí pensar que toda esta situación nos debe fortalecer, pues se ha demostrado que no somos nada, sólo una grano de arena".

COFRADÍA DEL CRISTO DEL SOCORRO
"Si esto sigue así, desde luego que no se podrán sacar las procesiones". Así de claro lo expresa el hermano mayor de la Cofradía del Cristo del Socorro, Manuel Martínez Guillén, quien sí muestra su confianza de que los actos litúrgicos "se celebren cumpliendo todas las medidas de seguridad y si no cambian las leyes", apuntando que en este final de año tienen previsto celebrar la misa de difuntos y el triduo de adviento.

El hermano mayor, sin embargo, prefiere esperar acontecimientos. "De todas formas, lo que digamos ahora es aventurar mucho, porque no se sabe realmente lo que va a pasar y lo que será posible celebrar. Aún tenemos cuatro meses por delante y no me atrevo a efectuar pronóstico alguno, pues en verano parecía que sí se iba a poder tener la tradicional Semana Santa y ahora estamos otra vez con el sentimiento que teníamos en marzo pasado. La esperanza lo último que se pierde, pero hay que ver como evoluciona todo esto".

COFRADÍA DE JESÚS RESUCITADO
Al plantearle al hermano mayor, Ramon Pérez Saura, sus sensaciones tras las novedades normativas de esta semana, expresa que antes de decretarse el Estado de Alarma "ya veíamos difícil que la Semana Santa, como la conocemos, pueda celebrarse en 2021 por el problema de las aglomeraciones, por lo que habría que inventar algo diferente que no lo impida el Estado de Alarma, y ahí nuestra hermandad estudiará qué hacer llegado el caso. Si no se puede sacar la procesión por evitar un problema sanitario hay que entenderlo, pero tenemos que intentar que se pueda disfrutar de alguna manera el espíritu de la Semana Santa en la calle", expresa, aunque matiza que la esperanza "no hay que perderla y hay que intentar entre todos que se aplane la curva de contagios, como sucedió la vez anterior. Creo que la mayoría de personas si cumplimos y hay que desear que sean más. Hay que ir paso a paso".

Respecto a los actos litúrgicos fuera de los desfiles pasionarios, cree que se podrán celebrar "si los gobiernos no implantan nuevas medidas, pues con las actuales sí se pueden llevar a cabo". Ramón Pérez recuerda que este inminente 3 de noviembre celebrará la misa de difuntos a las 20.30 horas en Santa María y que a final de mes llevará a cabo en la matinal de un sábado la tradicional recogida de alimentos.

Sí se ha visto afectada ya otra actividad, como ha sido una reunión-coloquio que se iba a llevar a cabo en la parroquia de San Fulgencio. "Hemos tenido que aplazarla hasta que pueda desarrollarse o efectuarla de forma telemática", expone.  
 
COFRADÍA MARRAJA
Francisco Pagán Martín-Portugués, hermano mayor de la hermandad de Jesús Nazareno, también cree que hay que ir "paso a paso" y que puede ser prematura pronunciarse ahora sobre la puesta en la calle de las procesiones de 2021, "el panorama, es indudable, que no tiene buena pinta, pero hay que ver la evolución de la pandemia", señalando la fecha de enero como para valorar mejor los acontecimientos que se produzcan. Matiza que, a diferencia de lo que sucedió en la pasada primavera, "ahora no estamos confinados en los hogares", por lo que hay un margen algo mayor de realización, "ya sea presencial o por Youtube".  

Respecto a celebrar los restantes actos litúrgicos, es mucho más optimista. "Deben mantenerse todos con sus medidas sanitarias y limitaciones de las normas establecidas. De momento seguimos cumpliendo con nuestro calendario", el cual se ampliará hoy con la misa de la Soledad de los Pobres, que se traslada debido a la pandemia de la Pescadería a Santo Domingo. Después llegarán la misa de la cofradía en la misma iglesia y la solidaria 'misa del kilo' en San Diego.