La navegación más reivindicativa

La navegación más reivindicativa

Este domingo ha tenido lugar una protesta a cargo de los titulares de los puntos de amarre del...

Tarde de goles y recuerdos

Tarde de goles y recuerdos

Los Camachos acogió el torneo de fútbol infantil y juvenil que lleva el nombre de Rosendo...

Irene Martínez conquista el ‘Molino’ más plateado

Irene Martínez conquista el ‘Molino’ más plateado

La tonadillera jienense triunfa en el aniversario de plata del Festival Nacional de Canción...

“El beso surge en Roma al comprobar los hombres si sus mujeres habían bebido”

“El beso surge en Roma al comprobar los hombres si sus mujeres habían bebido”

Víctor Navarro desvela ese origen en el artículo que ha escrito en el vigésimo sexto número de la...

Mar de Cristal se abona al buen ritmo

Mar de Cristal se abona al buen ritmo

La playa cartagenera, que en julio abrió los conciertos de verano en las playas que organiza el...

  • La navegación más reivindicativa

    La navegación más reivindicativa

  • Tarde de goles y recuerdos

    Tarde de goles y recuerdos

  • Irene Martínez conquista el ‘Molino’ más plateado

    Irene Martínez conquista el ‘Molino’ más plateado

  • “El beso surge en Roma al comprobar los hombres si sus mujeres habían bebido”

    “El beso surge en Roma al comprobar los hombres si sus mujeres habían bebido”

  • Mar de Cristal se abona al buen ritmo

    Mar de Cristal se abona al buen ritmo

 

  

 

 

 

2017 refleja que somos el periódico más leído en (toda) Cartagena

No estamos en todo los sitios (todavía no somos omninpresentes), pero somos el diario que más presencia hace entre todos los núcleos de población cartageneros. Nuestra apuesta es la actividad de los vecinos, por encima de los políticos (no tenemos color alguno) y la respuesta que hemos recibido en 2017 es más que satisfactoria, pues la media de lectores diarios (usuarios únicos desde ordenadores diferentes) está en torno a los diecinueve mil. Hemos superado los ocho años de historia partiendo de la nada y sin pertenecer a ningún gran grupo de información. Somos de aquí y queremos a la gente de aquí, a todos los que dedican tiempo, dinero y salud en formar parte de colectivos para, de forma desinteresada, hacer cosas positivas por sus vecinos. Se merecen esa atención y mucho más.   


Expiró el año 2017 y es hora de hacer balance. Cartagena sigue el aumento de lectores desde que se estrenó en noviembre de 2009, lo que refleja el interés de los cartageneros por estar al día de su municipio. Nuestra política informativa se basa en el vecino y creemos que acertamos, pues pensamos que ya pasaron los tiempos en los que el periodismo denuncia o centrado en las grandes ciudades y que ahora es el periodismo de cercanía el que pide paso y al que hay que responder.

El año 2012 se pasó la barrera de los diez mil internautas, 2014 nos situó en trece mil y en 2015, con casi cinco mil más, fue el gran salto. Ahora hemos llegado a una media diaria de entradas desde ordenadores diferentes de diecinueve mil. Los momentos más álgidos fueron, por este orden, Semana Santa y Carthagineses y Romanos, donde se superaron claramente las veinte mil entradas, mientras que el Carnaval por vez primera superó esa barrera, siendo la fiesta local que más lectores ha crecido. Creemos que también hemos contribuido a su crecimiento con la divulgación de noticias. Por contra, el mes con menos audiencia fue agosto, etapa que este diario aprovecha para efectuar para sus trabajos internos en el portal. Un capítulo importante en positivo siguen siendo las fiestas populares, donde hemos experimentado un aumento de entradas. Este año hemos estado presente en el 78% de los festejos del municipio. Otro dato relevante ha sido la reciente Navidad, en la que hemos informado sobre la actividad en Virgen de la Caridad, Los Mateos, El Albujón, La Aparecida, Los Urrutias, El Algar, Polígono Santa Ana, Los Dolores, Hispanoamérica, Pozo Estrecho, etc. Nadie ha mostrado tanto.

Es obvio que nuestra apuesta por barrios, diputaciones y vecinos sigue calando entre los internautas, además de las grandes fiestas de la ciudad y las más modestas, pero no menos importante para sus vecinos, que las que organizan los colectivos en diferentes núcleos de población. Otro detalle significativo es la buena respuesta tanto a noticias que afectan a sectores jóvenes como, incluso, otras de clubes de mayores, lo que podría sorprender, pero que demuestra que la edad no está reñida con la condición de internauta.

Sólo nos cabe, como siempre y para siempre, agradecer a todos su complicidad con este periódico cartagenero al cien por cien.