Comunicado de EQUO

  • La formación critica la modificación de las directrices del litoral que obligan a los propietarios de terrenos más cercanos a la costa a reservar el 25% de la superficie para la construcción de apartamentos turísticos y hoteles

El cambio en las Directrices del Litoral de la Región de Murcia que obligan a los propietarios de terrenos más cercanos a la costa a reservar el 25% de la superficie para la construcción de apartamentos turísticos y hoteles supone una muy mala noticia para la protección de los espacios costeros de la región, según el partido verde. Además, las primas de edificabilidad, permitiendo un aumento de la misma en un 20%  al cambiar a un uso de suelo con fines turísticos, es firmar una sentencia de muerte para los pocos espacios vírgenes que tiene la Región de Murcia.

Según el informe “A toda costa 2019” de Greenpeace, la costa de nuestra región es la quinta más urbanizada de todo el país, con un 12,6%. La aprobación de estas modificaciones en las Directrices del Litoral significará un aumento en la presión urbanística sobre los espacios costeros, como ya se está comprobando en la playa de La Cola, en Águilas, en la que se prevé la construcción de más de 2.000 viviendas turísticas en un espacio pequeño, por lo que esta playa está entre los 10 espacios más amenazados por el ladrillo de toda España, según Greenpeace.

EQUO RM teme que este cambio normativo resucite proyectos urbanísticos en las zonas paralelas a la autopista Cartagena-Vera, incluida Marina de Cope. Para el partido verde, la codicia de los promotores urbanísticos y las políticas del gobierno regional puede suponer la degradación de los espacios naturales costeros de la Región de Murcia que aún permanecen en buen estado.

EQUO RM es contrario al modelo turístico intensivo que se sigue promoviendo, que necesita de gran cantidad de recursos como el agua, que provoca la degradación de la costa y que genera un modelo laboral precario y de bajo valor añadido. Para el partido verde, es necesario impulsar otro tipo de inversiones, como las relacionadas con la I+D+i y los empleos verdes, que sean respetuosos con el medio ambiente.