El Pinacho muestra su gratitud en el estreno de su vigésimo Belén

El Pinacho muestra su gratitud en el estreno de su vigésimo Belén

La asociación cultural de la Villa y Condado de Santa Lucía ha entregado los ‘Nacimientos de...

La labor de Cartagena de Hoy, premiada en Santa Lucía

La labor de Cartagena de Hoy, premiada en Santa Lucía

La asociación cultural y deportiva El Pinacho ha hecho entrega de uno de sus ‘Nacimientos de...

Relevos presidenciales en Carthagineses y Romanos

Relevos presidenciales en Carthagineses y Romanos

Óscar Jiménez González se pone al frente de los romanos de Rehenes de Carthago (en la foto adjunta...

Purísima devoción

Purísima devoción

La imagen de la Inmaculada Concepción ha recorrido el barrio que lleva su nombre y visitado el...

'El buen Belén' de La Aparecida se dará a conocer el día 16

'El buen Belén' de La Aparecida se dará a conocer el día 16

La Asociación Belenista 'El buen pastor', una vez más, dedica su esfuerzo e ilusión en prepara el...

  • El Pinacho muestra su gratitud en el estreno de su vigésimo Belén

    El Pinacho muestra su gratitud en el estreno de su vigésimo Belén

  • La labor de Cartagena de Hoy, premiada en Santa Lucía

    La labor de Cartagena de Hoy, premiada en Santa Lucía

  • Relevos presidenciales en Carthagineses y Romanos

    Relevos presidenciales en Carthagineses y Romanos

  • Purísima devoción

    Purísima devoción

  • 'El buen Belén' de La Aparecida se dará a conocer el día 16

    'El buen Belén' de La Aparecida se dará a conocer el día 16

 

  

 

 

 

ANSE y el Instituto Español de Oceanografía elaboran una nueva cartografía de las praderas marinas del Mar Menor

La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y el Instituto Español de Oceanografía (IEO) han completado una nueva cartografía de las praderas sumergidas de la laguna del Mar Menor, dentro del proyecto 'Adaptación de los hábitats del litoral del Sureste de la Península Ibérica ante los efectos del cambio climático', que cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Fundación Biodiversidad.


Desde 2014, año anterior a la crisis de eutrofización del Mar Menor, el Instituto Español de Oceanografía, a través de su Grupo Ecología de Angiospermas Marinas (GEAM) del Centro Oceanográfico de Murcia, y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), iniciaron una serie de estudios co-financiados por la Fundación Biodiversidad encaminados a la caracterización de la distribución y estado ecológico de las praderas marinas del Mar Menor, con especial atención a las praderas de la angiosperma marina Cymodocea nodosa, conocida localmente como “Entina”.

Como resultado de estos primeros estudios se pudo comprobar que casi todo el fondo del Mar Menor se encontraba colonizado total o parcialmente por praderas de Cymodocea nodosa y el alga Caulerpa prolifera, conocida localmente como “orejilla de liebre”. Las praderas de Cymodocea representaban el 54% de esta superficie de praderas, lo cual contrastaba con los resultados de estudios anteriores que atribuían a este hábitat mucha menor importancia, relegado a lagunas zonas someras, e incluso casi desaparecido en la laguna. Estos hábitats son de importancia crucial para el ecosistema del Mar menor, pues de forma similar a las praderas de Posidonia oceanica en el Mediterráneo, aportan una serie de servicios y funciones de las que depende incluso el desarrollo socio-económico de la población humana entorno a la albufera.

A partir de 2015 comienza la crisis eutrófica en el ecosistema marino del Mar Menor y las aguas se vuelven verdes y turbias por el desarrollo masivo del fitoplancton, haciendo que la luz necesaria para la fotosíntesis de la vegetación del fondo se redujera por debajo de los niveles mínimos requeridos para el crecimiento de los organismos fotosintéticos. Como complemento de los estudios iniciales, en otoño de 2016 se realizaron una serie de campañas complementarias en las que se pudo comprobar que la vegetación del fondo había desaparecido a partir de profundidades entorno a los 2 metros de profundidad, lo que representaba el 85% de la superficie mapeada en 2014.