Belleza primaveral para la Caridad

Trajes tradicionales. Miles de personas, ataviadas con el traje típico cartagenero, han recorrido el casco histórico para la ofrenda floral a la Patrona. Entre los participantes, grupos folclóricos que han bailado y cantado durante todo el desfile y al llegar a la iglesia. Las faldas bordadas y con lentejuelas han destacado sobre el resto del vestuario femenino, que lleva mantillas, mandiles y tocados en el pelo con lazos y adornos florales.


Los cartageneros han desfilado con ramos y cestas llenas de flores para entregarlos a la Virgen. Recogidos y peinados extraordinarios que lucían las jóvenes cartageneras en la ofrenda.

"Cuando tengo un problema siempre acudo a la Virgen de la Caridad". Ese era el sentir de Dolores Rodríguez, madrileña con sangre cartagenera, y el mismo que miles de devotos han transmitido esta tarde durante la comitiva que se dirigía al templo a dejar las flores a la Virgen.

De esta forma, los miles de devotos han cumplido un año más con la tradición de venerar a su patrona y hacerle un manto con sus ramos de flores.