• La primera Cruz de Mayo en Los Mateos

    La primera Cruz de Mayo en Los Mateos

  • Uno de cada cinco designados para mesas electorales solicita su relevo

    Uno de cada cinco designados para mesas electorales solicita su relevo

  • El 600 de 'Las Seiscientas' cambia de imagen

    El 600 de 'Las Seiscientas' cambia de imagen

 

  

 

 

Un batallón de público arropa la jornada pasionaria más castrense

Las calles del centro de la ciudad se llenaron de espectadores para vivir las salidas de Santiago, San Juan y San Pedro de sus respectivos 'cuarteles' con destino a Santa María. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Cuando una película gusta mucho, no suele cansar verla bastantes veces más. Con nuestra Semana Santa sucede algo similar, pues cada año 'cautivan' los desfiles pasionarios. Ya no me refiero a los que son testigos por primera vez y las impresiones que les causan, sino a los abonados locales. Este Martes Santo fue otro ejemplo, pues en todos los puntos del recorrido había multitud. ¿Más o menos que otros años? No sabría decirlo, pero sí que eran muchos.

Los tres santos partían de diferentes recintos militares. San Pedro y Santiago lo hacían, respectivamente, del Arsenal y del Gobierno Militar, donde sólo se podía pasar con invitación. San Juan era el único que lo efectuaba en público en la entrada del Parque de Artillería.



Juan Zebedeo, como figuraba la 'personificación' del Discípulo Amado en Cartagena, lleva efectuando esta salida desde 1941, ahora arropado por un piquete de artilleros. El acto de despedida está acompañado por palabras de la autoridad militar, arriado de bandera, vivas y, entre ovaciones, el himno de España, momento en el que se enciende el dorado y blanco trono, poniéndose minutos después en majestuosa marcha. Cuando el tercio alcanza la basílica menor de la Virgen de la Caridad suenan las trompetas. Llega San Juan y sus portapasos lo encaran hacia la puerta, en otro momento de emociones. Sus costaleros se persignan, mandan besos y hasta a alguno se le caen lágrimas mirando a la Patrona, mientras que en el público todo son vivas y aplausos.

A la misma hora otro acto del Ejército de Tierra despide a Santiago en el Gobierno Militar. En su trono, no falta diseñada con flores la bandera del país del que es patrono. Al cruzar la puerta, cientos de personas esperan en la cuesta de la calle Príncipe de Vergara. Más tarde, al regreso, cruzará la calle Mayor sin que el trono toque suelo. "¿De quién es la calle Mayor? ¡Del Santiago....!".

San Pedro inicia su marcha poco después, a las 21 horas, desde el puerto hacia la casa del Almirante, donde es objeto de la tradicional oratoria en presencia del grueso de las autoridades civiles y de los nombres propios de la Semana Santa de Cartagena 2019. Pedirán a Pedro Marin Cartagena (personificación cartagenerica del santo) que regrese antes de la medianoche del día siguiente "sin alboroto". Saben que no pasará así, pero Pedro no puede quedarse sin recorrer las calles con su pueblo. Esta vez también hay unas palabras muy emotivas, las dirigidas a Gregorio, militar fallecido hace unas fechas en accidente de tráfico. Tintineo de campanas y el trono que enfila la puerta de acceso hacia la calle Real, que cruzó a las 22.20 horas con un cortejo que cerró, como es habitual, los militares de Marina.



Los tres desfiles, tras cierto zigzagueo por calles del centro, se encuentran en la plaza de San Sebastián, desde donde se dirigirán a Santa María, donde Juan, Santiago y Pedro esperarán su salida en la Magna Procesión california de esta noche.