Comunicados de MC Cartagena

  • Una nueva improvisación del Gobierno socialista provoca que la subvención a la Junta de Cofradías se reduzca en 30 mil euros
  • La designación de Joaquín Segado como presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena es síntoma de la enfermedad terminal del PP


Una nueva improvisación del Gobierno socialista provoca que la subvención a la Junta de Cofradías se reduzca en 30 mil euros

El concejal del Grupo municipal MC Cartagena, Ricardo Segado, ha censurado “una nueva chapuza del Gobierno socialista, el ejemplo diario con el que nos recuerda su incapacidad. Como es habitual, estos actos dejan daños colaterales. En este caso, será nuestra Semana Santa la perjudicada al finalizar la licitación de la explotación de las sillas de los desfiles de manera atropellada”.

 

El edil se ha referido al citado proceso de licitación, finalizado ayer con el anuncio de la Junta de Gobierno local de la renuncia realizada por la única empresa que se había presentado a la explotación.

 

De esta manera, se formalizó la retirada de la mercantil que iba a aportar un canon de 75 mil euros. La reacción del Ejecutivo socialista, tal y como han destacado la web municipal, obligó “al Ayuntamiento a buscar otras empresas que pudieran hacerse cargo”. La misma información confirmó que la nueva empresa encargada aportará un canon de 45 mil euros, 30 mil euros menos que la anterior.

 

Esta circunstancia ha sido lamentada por el concejal de la formación cartagenerista, quien ha puesto de manifiesto “la improvisación del Gobierno local, retrasando hasta última instancia la convocatoria, lo que unido al hecho de limitar el procedimiento de licitación a negociado y no hacer una convocatoria abierta, ha facilitado que se tenga que actuar desde la imaginación y la irresponsabilidad, perjudicando al colectivo de la Semana Santa”.

 

“La nefasta planificación del PSOE tendrá consecuencias negativas, ya que hay que recordar que el canon que el Ayuntamiento recoge por este contrato es reinvertido, posteriormente, a la Junta de Cofradías, a través de una subvención. Por lo tanto, contarán con treinta mil euros menos de los que hubieran dispuesto si la Alcaldía socialista hubiera actuado con rigor”, ha argumentado el concejal de MC Cartagena.

 

“Otra vez, los anuncios vacíos de Castejón contradicen a sus hechos. El incremento de subvención a la Semana Santa queda en nada al restarles treinta mil euros que les hubieran correspondido por este contrato”, ha explicado.

 

Segado ha recordado la iniciativa de MC consistente en que fuera la propia Junta de Cofradías la que gestionara de manera directa la explotación, cuestión que fue considerada viable hasta recientes nombramientos en el seno de las cofradías cartageneras, coincidentes en el tiempo con el relevo en la Alcaldía.


La designación de Joaquín Segado como presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena es síntoma de la enfermedad terminal del PP

Ante el nombramiento del actual presidente del Partido Popular en Cartagena, Joaquín Segado, como nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena, MC desea señalar que su designación es el síntoma de la enfermedad terminal que padece el PP, y por ende el bipartidismo, que ya solo juegan a contentar familias (y la de los Segado es extensa y afortunada en eso de encontrar acomodo en la Administración). Si fuera una película podríamos titularla "Operación Sardina: el precio del silencio”.

 

Cuesta creer que Segado sea lo mejor que tiene el PP para situar al frente del puerto de Cartagena y, como decimos, es el síntoma de años de clientelismo de Valcárcel y Barreiro, de Garre y Pedro Antonio, ahora de "TestaFer", de ambicionar rodearse de mediocres que ahora copan sus altos cargos y puestos de representación.

 

La otra razón que parece justificar el cambio es la llegada del "caso desaladora", que parece que alcanzará a Antonio Sevilla como anunciamos el pasado verano. Y veremos si no hay sorpresas con altos cargos del PSOE también.

 

La última paradoja sería que ante un problema medioambiental, además de la trama económica de tan difícil explicación, como el de la desaladora, el PP recurre a alguien que no selló la balsa Jenny ni avanzó en descontaminar El Hondón.

 

Y esto sucede cuando el Puerto debe avanzar en la innegociable ZAL de Los Camachos, el baipás de Beniel, la mejora y soterramiento de la línea de mercancías que pasa por Alumbres y dejar de ser la caja de la Comunidad Autónoma de la ciudad de Murcia, como siguen pretendiendo PP y PSOE.