El 'Cristo del Lago' recorre el casco antiguo entre 'vivas' de sus fieles

Se acercaban las seis de la tarde y la gente se arremolinaba en los alrededores de la 'Plaza del Lago" mientras se oía alguna tuba ensayando las notas de las marchas que empezarían a sonar en pocos minutos. La procesión y vía crucis del Santísimo Cristo de la Divina Misericordia se iniciaba al son de la caja que marcaba el momento de partir. Las imágenes de San Juan y la Virgen de los Desamparados esperaban junto a la titular de la Asociación Canónica que organiza el acto, justo al lado de la sede en la Plaza de la Merced, antes de recorrer este viernes de Dolores las calles del casco histórico.


La Agrupación Musical de La Unión ha acompañado este 'camino de la cruz', a lo largo del cual los fieles han ido rezando los Misterios Dolorosos del Santo Rosario. Los portapasos del San Juan Evangelista gritaban vivas a menudo a su imagen. "¿Qué dicen?" preguntaba una mujer a su amiga, "Viva el San Juan del Lago. Este es el que te he dicho antes que lleva sólo algunos años saliendo en esta procesión".

Las imágenes han ido acompañadas por miembros de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local y cerrando la procesión un piquete militar del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas de la base militar de Alcantarilla.

Ya caía la noche cuando la comitiva pasaba por los alrededores de la Basílica de la Caridad. En las aceras se agolpaban cientos de personas, entre las que se habían acercado a ver la procesión y aquellas que venían de hacer su ofrenda floral a la Patrona ataviadas con los trajes típicos.

Pasadas las ocho de la tarde la imagen de San Juan llegaba a las puertas de la Basílica, donde sus portapasos han girado el trono hacia la Virgen y al grito de “Viva el San Juan del Lago” y “Viva la Virgen de la Caridad” han alzado el trono en alto como gesto de saludo. La multitud presente ha roto en aplausos y vivas generando una estampa realmente emotiva.

También los representantes de la Asociación Canónica del Cristo de la Divina Misericordia han hecho su tradicional ofrenda floral a la Virgen de la Caridad a su paso por la puerta de basílica. Tras la ofrenda, la procesión ha iniciado su andadura de vuelta a la Plaza de la Merced donde se ha recogido hasta el año próximo.

*** Imágenes sujetas a derechos de autor. Prohibida su difusión sin la autorización del autor, arriesgándose acciones legales la persona que no respete esta premisa. También se pueden adquirir a mayor calidad a precios muy módicos * Pedro Valeros 691 539 477