“Quiero que los jóvenes participen en las decisiones de la Cofradía del Resucitado”

          Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


“Quiero que los jóvenes participen en las decisiones de la Cofradía del Resucitado”

Marién García Boj, quien ocupará el cargo que desempeñó en el pasado siglo su abuelo, tiene muy claro que la unidad plena en el seno de la hermandad es clave para el futuro próximo, por lo que aboga por la plena integración de las agrupaciones y “decidir entre todos, pues lo verdaderamente importante es ser una familia”. Entre sus objetivos también está la digitalización y la elaboración de un catálogo del patrimonio de la hermandad, “para saber el valor de lo que tenemos entre manos”.

⏩   “Sólo unidos podremos afrontar la crisis sanitaria y de fe que se da en estos momentos”

⏩   “El hecho de que haya diversidad y variedad es riqueza en la cofradía y señal de que estamos vivos”

⏩   “Que una procesionista sea hermana mayor debe ser visto como algo normal y nunca cuestionarle su trabajo más que se haría con un hombre”


Marién García Boj (Cartagena, 8-3-1970) se ha convertido en hermana mayor de la Cofradía del Resucitado haciendo historia, por ser la primera mujer que ocupa este cargo en la hermandad y la segunda que lo hace, después de casi tres siglos, en la Semana Santa de Cartagena. Sin embargo, además de ese hecho que rompe muros, está la responsabilidad de guiar a la cofradía en unas no cómodas circunstancias actuales.

La trayectoria procesionista de Marién García Boj desde que nació en el seno de una familia blanca (su abuelo Joaquín Boj Segado fue hermano mayor), comenzó a desfilar con 4 años de edad, participó en la fundación del tercio infantil del Santo Ángel de la Cruz Triunfante y accedió a presidir la agrupación del titular en 2007, se puede leer en el artículo que sacamos antes de las elecciones: PINCHAR AQUÍ

Ahora nos centramos en las palabras que ofreció a los asistentes a la culminación de las elecciones en el almacén de tronos. Estaba nervioso y, por si salía elegida, había preparado un texto escrito al que dio lectura y que resultó realmente rico en contenido (se percibía que había sido elaborado con esmero), pues en él ofrecía a sus hermanos las respuestas de las entrevistas habituales que se le hacen a una persona recién elegida para un cargo de esta naturaleza. Por ello, ofrecemos el vídeo íntegro de su alocución, de la que destacamos las siguientes frases:

📌.   “El hecho de que haya diversidad y variedad (en referencia a las tres candidaturas al cargo) es riqueza en la cofradía y señal de que estamos vivos y que nos importa lo que puede pasar en el futuro”
📌.  “Poderosas serían las razones llevarían a nuestro anterior hermano mayor (Ramón Pérez) a abandonar el cargo, pero no es nuestra labor cuestionarle, sino agradecerle el trabajo realizado en estos años tan difíciles para todos”
📌.  “Estuve varios días sopesando mi candidatura para hermano mayor, pues un cargo es una carga y lo cómodo para mí hubiese sido abandonar, pero decidí arriesgarme por mi amor e implicación es absoluta hacia la cofradía”
📌.  “Con trabajo, ilusión, esfuerzo y dedicación las cosas salen adelante, y una carga no es tal si se lleva entre todos. Un trono no pude ser llevado sólo por una persona, pero si todos meten el hombro, lograremos que finalmente llegue a su destino con facilidad”
📌.  “Somos una cofradía joven, pero hemos olvidado muchas cosas, como que hace 78 años se plantó una semilla que durante mucho tiempo se ha regado para tener un árbol fuerte y sano, pero si nos olvidamos de regarlo con ese cariño, trabajo, compromiso y unidad como hermanos, el árbol se secará. Reflexionemos sobre ello”
📌.  “Al ser una cofradía joven, debemos ser los que innovemos, en los conflictos conocidos hasta ahora, pero dentro de la legalidad estatutaria. Debemos tener la mente abierta y pensar siempre, siempre, en el bien común”
📌.  “Os propongo trabajar como hizo Cristo e hicieron María y los apóstoles para devolver el esplendor que estamos perdiendo. Sólo juntos podremos sortear la crisis sanitaria y de fe que estamos atravesando en estos momentos”
📌.  “Mis retos como dirigente de la cofradía no están centrada en la grandiosidad ni en retos de costosos proyectos, sino que estarán centrados en lo verdaderamente importante ahora, que es la necesidad de vernos y querernos como hermanos, como una familia que sabe compartir las alegrías, pero que también se apoya en los momentos difíciles, siendo una familia fuerte y unida”
📌.  “Estudiaremos profundamente nuestras carencias y trabajaremos para buscar las soluciones más apropiadas. El diálogo y la toma de decisiones entre todos será clave para lograr estos objetivos, con la integración total de las agrupaciones, así como la participación de los jóvenes en las decisiones que se tomen en la junta de mesa y cabildos”
📌.  “La digitalización de secretaría, tesorería y archivo serán retos a afrontar para esta etapa, así como elaborar un catálogo de todo nuestro patrimonio para saber el valor de lo que tenemos en nuestras manos. También, conseguir un aumento de hermanos en la cofradía”
📌.  “No es momento de mirar la vista atrás, sino hacia el sol que volverá a anunciar el domingo que Cristo ha resucitado”
📌.  “Cristo sigue resucitando hoy, por lo que nos necesita más que nunca y os pido, hermanos, que me ayudéis más que nunca, que mi implicación sea la vuestra. Y le pido a nuestro padre Jesús resucitado, que sea la luz que ilumina nuestro camino, y a nuestra madre del Amor Hermoso, que interceda para que así sea”

Sin embargo, en su oratoria faltaba un asunto que es de interés para la sociedad cartagenera en general, por lo que se lo hemos preguntado directamente. Desde hace tiempo se viene diciendo que una mujer llegaría a hermana mayor en Cartagena, pero no terminaba de llegar ese momento. Ahora lo ha hecho, siendo Marién García la segunda en tener ese cargo tras  Catalina Ventura Colón de Portugal y Ayala, que lo ocupó en la Cofradía del Socorro entre 1733 y 1739. Además de la distancia en el tiempo, hay una circunstancia que las distingue, pues la duquesa de Veragua fue elegida ‘a dedo’ y la nueva hermana mayor ‘resucitada’ ocupa el puesto por decisión ampliamente mayoritaria de los procesionistas: “Así es, y es muy importante ocupar este cargo por los votos de los hermanos de la cofradía. No hace mucho sería algo insospechado pensar que una mujer puede ocupar una función de tanta responsabilidad en la Semana Santa de Cartagena, pero no debería ser así, pues está más que demostrada su capacidad en todos los terrenos y su plena implicación, por lo que es algo que por derecho debe ser. Tiene que ser algo normal y, desde luego, nunca se debe cuestionar a una mujer más su trabajo que se le pueda cuestionar a un hombre, pues todos vamos a trabajar por la Semana Santa”, responde. También le comentamos que la mujer, por lo que conocemos en el último siglo, ha sido apoyo fundamental para las procesiones cartageneras y también ha solventado problemáticas, como los hombros femeninos que han solventadoi en diferentes agrupaciones la ausencia de portapasos. “Eso de estar ahí y ayudar a sacar todo adelante es nuestra forma natural de ser”.


 

Imprimir