Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


Escipión tiene un plan

Un joven Publio Cornelio Escipión teme por el futuro de Roma ante la proximidad de Aníbal, pero su osadía y ambición consigue que lo que sea una amenaza se convierta en una jugada de jaque al enemigo, pero antes debe conseguir convencer a sus generales, al senado y… a su esposa. Lo logra y podrá liderar el traslado de legiones a Iberia para asaltar Qart-Hadast. "¡Victoria o muerte!". GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Un viejo Escipión (Francisco Alarte) aparece en el escenario del Parque de Torres, donde regresa esta obra para potenciarse con el embrujo de este marco. El veterano general se dirige a los presentes para relatar lo que sucedió hace años, cuando era un joven cargado de ambición que antes de esa conquista de Qart-Hadast debe conquistar a sus superiores y seres amados.


Quizás, lo más complicado para Escipión (Adil Mata) es que su esposa, Emilia Paula (interpretada por Ana Gómez) cambie de su actitud, lo entienda y, además, lo apoye. Antes, ella hablará con su aya. “¿Mi esposo me ama?”, le plantea. “No se pregunta lo que ya se sabe”, es la respuesta que recibe. Su esposo le explica que el futuro de ellos, de su familia y de Roma pasa por ese golpe de efecto a Aníbal, quien se acerca a Roma con sus tropas. “Llevo días muriéndome entre tinieblas”, le reconoce el romano a su mujer, pero su idea es firme: “Se consiguen más cosas vivo que muerto, hablo de dirigir las legiones. Tengo el futuro de Roma en mis manos. Roma siempre vencerá a sus enemigos”, proclama.



Generales de legiones y líderes de grupos afines a las ‘águilas’ entran en el siguiente capítulo. La división de opiniones es fugaz, pues pronto las dudas son tapadas por la ambición que observan en el plan de Escipión. Hablan del temor que infunde el ‘Elefante negro’ (Aníbal) a los soldados, pero también los puntos claves de la estrategia a seguir y de las fuerzas de que pueden disponer. Finalmente sienten que es posible.



La osadía de la juventud tenía un objetivo aún mayor, pues con ese ataque inesperado daría jaque al imperio cartaginés. Así lo expone cuando habla de que en Qart-Hadast están los recursos púnicos. “Si capturamos Qart-Hadast habremos capturados toda la Iberia cartaginesa”, añadiendo que se pueden llevar en menos de dos semanas los ejércitos al punto de destino. “Un plan que abre la puerta a una Iberia romana”.



Quedan los comicios centuriados para que la designación de Escipión se consume. Es el lugar donde se decide si se entra en guerra y quién se pondrá al frente de las legiones. Escipión es el elegido. “ ¡Victoria o muerte!”


La obra ha sido emitida en directo por Tele Cartagena y por la página web de Carthagineses y Romanos



 

Imprimir