Abogan por optimizar la explotación de las sillas de los desfiles para fomentar la independencia de las cofradías

“Merecemos una gestión rentable, que embellezca la ciudad y fomente el turismo”, expone Jesús Giménez, de Movimiento Ciudadano, quien anuncia que llevará a Pleno el proyecto ‘Procesionista’ que en Málaga “está dando grandes resultados”.


Hoy, el portavoz adjunto de MC Cartagena, Jesús Giménez, ha abogado por un aprovechamiento del tiempo que, desgraciadamente, se dispondrá debido a la suspensión de las procesiones de Semana Santa para optimizar el modelo de colocación y explotación de las sillas durante los desfiles pasionales, haciéndolo extensible al resto de eventos que se celebran en nuestro municipio como ‘Carthagineses y Romanos’, Carnaval, o la cabalgata de Reyes Magos, entre otros.
 
Ello, al objeto de un mejor aprovechamiento de la vía pública y de los recursos que generan, al tiempo de adaptarlo a las necesidades de los usuarios.
 
El saldo negativo de 2018 y 2019
Giménez ha comenzado valorando la actuación del Ejecutivo local. “En 2021 no habrá procesiones de Semana Santa y ésta es la única razón por la que el Gobierno no llegará tarde también este año a su gestión”.
 
A continuación, ha comenzado a desgranar la motivación de la iniciativa cartagenerista. “Llevaremos una moción al próximo pleno para que se ponga en marcha en Cartagena el proyecto ‘Procesionista’, una forma de gestión que en Málaga ofrece grandes resultados y que en 2017 presentamos en nuestro municipio gracias a la tertulia La Vara”.
 
Ha recordado, posteriormente que “en los últimos años que hubo procesiones el saldo fue negativo para las arcas municipales, Al final, tuvimos que pagar con dinero público lo que no pagó con su canon la concesionaria. - 70.000 euros dejaron las sillas al Ayuntamiento entre 2018 y 2019”.
 
Un modelo de gestión eficiente y rentable
En este contexto, el dirigente cartagenerista ha explicado que “toca ahora que la Junta de Cofradías, el Ayuntamiento y Hostecar se sienten, acuerden los términos y comencemos a tener una gestión que embellezca la ciudad, fomente el turismo y que, al tiempo, sea rentable, permitiendo a las cofradías un ingreso directo”.
 
Esto propiciaría, en opinión de Jesús Giménez, una desvinculación paulatina “de la dependencia de ese cheque municipal que está sujeto al político de turno y, además, desmerece su labor y pone en entredicho la entrega y dedicación de tantos procesionistas”.

“Se trata de una oportunidad para la Semana Santa y para el resto de desfiles que se producen en Cartagena durante todo el año de profesionalizar y dar el salto que merecen nuestras tradiciones”, ha concluido el portavoz adjunto de MC.

* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo