Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

             Playas              Farmacias de Guardia              Esquelas              Literatura              Portales Amigos               Toros              Programación TV              Radio              Pasatiempos          Buzón de lectores y quejas

                          


“Al menos, la mitad de los residentes del Polígono están contra el derribo del muro”

Pedro Luis Ros Alcaraz, presidente de la asociación de vecinos de la nueva Santa Ana, explica que las cerca de dos mil firmas recabadas para que la avenida Génova no se convierta en una carretera de alto tráfico abarcan a más de la mitad de las familias que viven en las 2.300 viviendas de la barriada. “Lo que se pretende hacer puede ser sólo un primer tajo, pues los planos muestran conexión con la autopista por el otro extremo”, afirma, añadiendo que proponen como alternativa construir un bulevard. Ayer hubo más recogida de firmas durante dos horas y para el día 13 una caravana de coches llegará hasta el muelle de la ciudad.



Noticias relacionadas:
Los vecinos del Polígono Santa Ana reaccionan contra el derribo de un muro
Piden hablar con la alcaldesa por el asunto del muro del Polígono Santa Ana
Convocan a los vecinos del Polígono Santa Ana a manifestarse junto al muro
Compuestos y sin manifestación en el Polígono Santa Ana
Convocadas dos manifestaciones contra el derribo del muro de Polígono Santa Ana



El asunto del muro ubicado desde hace décadas al final de la avenida Génova del Polígono Santa Ana sigue en plena efervescencia. El proyecto autorizado por el Goiberno local contempla su derribo, que conectaría esa vía con una redonda ubicada en una nueva zona urbanizada con viviendas y supermercado. Enfrente, gran parte de los residentes de la barriada se opone, pues consideran que significaría un riesgo de tráfico para los vecinos y acabar con el control de seguridad privada que tienen sobre el residencial.

“Estamos hablando de que el tráfico pasarían en elevado número por una avenida a la que dan dos grandes colegios (Narval y Miralmonte)”, expresa el presidente de la Asociación de Vecinos del Polígono Santa Ana, Pedro Luis Alcaraz Ros, apuntando que, además, “puede ser el primer tajo de un ‘melón’ que contempla por el otro extremo de la avenida la conexión con la autopista de Vera y, quizás, otro con el proyecto que Tomás Oliva tiene para la zona del antiguo helipuerto, con lo que el volumen de paso de vehículos sería espectacular”, dice, a la vez que nos muestra el mapa del planeamiento de 1987, en el que hemos marcado con una flecha con la letra A esa conexión a la que se refiere y con la B la ubicación del ‘muro de la discordia’.

Ayer, durante dos horas, los vecinos fueron convocados a ir pasando por una mesa instalada ante la emblemática pared. “Hemos recogido 1.700 firmas contra el derribo que haremos llegar a las autoridades y ahora se recaban más rúbricas en ese sentido y otras para el bureaux fax que enviaremos a la administración para reclamar que seamos informados antes del hipotético derribo”, indica el presidente vecinal, quien estima que más de la mitad de las familias que residen en las 2.300 viviendas del Polígono Santa Ana “ya han firmado contra este derribo”. Si lo hacemos de forma individual, contemplando todas las edades, se lleva algo más de la cuarta parte de los 7.300 residentes.

Sin duda, son cifras importantes, pero algunos de los que han acudido a firmar expresan a esta redacción su poca esperanza. “Haremos ruido, pero el muro lo tiran”, auguran. Trasladamos esto a Pedro Luis Alcaraz Ros: “Hay que tener fe y pensar que la presión vecinal sí consigue logros. Unos cuantos ya evitamos el derribo en la primera fecha que se señaló y si somos muchos podríamos forzar a nuestros políticos a buscar alternativas”, expone. Junto a otros directivos y colaboradores, quieren poner énfasis en un razonamiento: “Si el muro se abre ahora, sólo da servicio a los residentes del Polígono y a nadie más. Entonces, si la mayoría de residentes no quiere tirarlo, ¿por qué no se les escucha? Otra cosa sería que fuera un bien general, como la otra vía que va a conectar la N301 con la carretera de La Aljorra, pero en este caso es que sólo afecta a los vecinos”.  

Nos centramos ahora en esas alternativas. El 5 de abril hubo una reunión en Alcaldía de la cúpula municipal con los de la Entidad de Conservación y de la Asociación de Vecinos, que tuvo un segundo capítulo el 15 del mismo mes con los responsables de Urbanismo. Cada parte expuso su proyecto o idea, según el caso. “La Entidad propone abrir la avenida y que tenga el control de un vigilante privado. Nosotros proponemos que caiga el muro, pero que no se abra comunicación de tráfico, sino que se construya un boulevard con zona peatonal y que la conexión sea con el carril-bici y la vía verde. No habría pared, pero sí un vallado que se podría cerrar de noche para seguridad de los residentes”, informa Alcaraz Ros.



Indicar que mientras estuvimos cubriendo esta convocatoria pudimos ver la presencia de Pilar García, edil de VOX, y de Gonzalo Abad, edil no adscrito exVOX.



Para el próximo viernes se convoca otra recogida de firmas junto al muro de 19 a 21 horas y se anuncia una caravana de vehículos para domingo 13 de junio, con salida desde la barriada y destino el paseo del Muelle de Alfonso XII.  





Imprimir