Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


Hay un detenido y 4 no festeros identificados por la trifulca del viernes en el campamento

La Policía Nacional, según hemos podido conocer, ha efectuado un arresto y tiene identificadas a otras tres personas por la brutal y polémica pelea de la primera noche en la aldea festera, cuyas escenas fueron recogidas por bastantes móviles que no paran de circular por redes sociales, especialmente en grupos privados. También hemos sabido que hubo dos heridos, pero que ninguno fue trasladado a la Arrixaca y que en la pelea, además de festeros y no festeros, medió uno de los policías que trabajan de paisano por el interior de la ciudadela. Desde el Ayuntamiento de Cartagena se informa que 'los botones del pánico' han sido revisados y funcionan correctamente. Ya hay, al menos, una denuncia presentada en Comisaría.  



Tras las primeras informaciones que recogió esta redacción, siempre tratando de contrastarla, hemos conocido más datos sobre el incidente que tuvo lugar en la madrugada de la primera noche de Carthagineses y Romanos en el interior del campamento, apoyándonos también en varios vídeos que hemos recibido de lo sucedido desde varias perspectivas.

Lo primero es corregir que la pelea no surgió dentro del recinto de Triunviro, como nos contó una de nuestras fuentes, sino en su exterior. En los vídeos se observa cómo dos jóvenes, uno con el torso descubierto, emulan a púgiles de boxeo en la calle romana rodeados por varias decenas de personas y de ahí las grabaciones que se efectuaron con teléfonos móviles. Después de engancharse y darse varios golpes, a los 30 segundos, una chica trata de que apaciguen sus ánimos. Mientras lo hace, otro joven llega por la espalda del que lleva el torso descubierto y le suelta un puñetazo en el rostro que lo derriba al suelo. Entonces, el otro 'púgil', al menos, comienza a darle patadas en el suelo. Más personas no festeras intervienen para frenar la brutal agresión. Entonces surgen nuevos focos de interés. Por un lado, otras tensiones en la zona donde empezaron a pelear y un grupo de personas, entre los que hay varios festeros, atendiendo al que está en el suelo tumbado tras ser golpeado. Otra escena violenta tiene lugar entre las fachadas de Magistrados y de Adoradores de Venus, donde un legionario de este grupo que ha acudido para mediar trata de defenderse de varios ataques, siendo derribado de un puñetazo por (aparentemente) la misma persona que derribo al joven de torso descubierto. En este caso, cuando está en el suelo, recibe una patada en la cara de su agresor. Después, huyeron y llegaron los agentes de Protección Civil, para después hacerlo un grupo de policías nacionales, según muestras las imágenes.

Lo que hemos relatado es lo que se ve en las grabaciones. De lo que sabemos, hay dos heridos. Uno es el joven de torso descubierto y otro el festero con la nariz fracturada. El primero no fue llevado a la Arrixaca, como reflejamos ayer en una crónica donde quedaba reseñado que ese hipotético traslado al HUVA es lo que se escuchó esa noche cuando el herido estaba en el suelo, aparentemente, sin sentido. Según fuentes municipales, sólo fue llevado uno a Urgencias para ser curado de una herida en la cara. En diversos comentarios no indican que estábamos confundidos con una persona que cayó por las escaleras de la primera planta de un recinto festero y que fue llevado a la Arrixaca. No es así. Conocíamos ese caso (se golpeó en la cabeza, lo llevaron al Santa Lucía y lo derivaron al HUVA por algún tipo de complicación) y que no tenía que ver con la trifulca. Lo del hospital murciano se escribió ayer porque varias personas lo escucharon esa noche. 

También nos confirman varias fuentes que cuando la pelea pasó a tener más de dos protagonistas llegó e intervino un policía nacional que trabaja de paisano dentro del campamento, pues el operativo de seguridad también incluye a agentes camuflados dentro de la gran aldea. Precisamente, estos policías de paisano fueron los que llevaron a cabo el arresto de uno de los del altercado esa misma madrugada, además de indagar en las identificaciones de los restantes. Es algo que desconocíamos al principio y que ahora añadimos al relato. Igualmente, apuntar que los efectivos especiales SGOEC de la Policía Local están como apoyo a la Policía Nacional y que nos han informado de que policías locales ya han actuado varias veces contra el botelleo que está regresando al perímetro del estadio Cartagonova.



Seguimos con el tema de la espada robada. En los vídeos a los que hemos tenido acceso no observamos esa sustracción a un festero que acudió a ayudar al legionario derribado. Sí se ve que uno de ellos, de pronto, da un giro y sale corriendo, pero el vídeo se corta. Nos 'juran y perjuran' que sí hubo robo de la gladium, que ha sido uno de los puntos que más temores ha generado, pues los festeros llevan tres décadas y media con vestuarios con armas y nunca se había dado esta situación, que ahora, con 'la gentuza' que va en aumento en el campamento, se convierte en un alto riesgo.

Ahora vamos con el 'botón del pánico'. Nadie puede discutir que pasó bastante tiempo entre el inicio de la pelea y la llegada de policías uniformados. Desde, al menos, tres recintos se afirma que se apretó ese botón de alarma y desde el Ayuntamiento de Cartagena se asegura que ayer fueron revisados y que funcionan. ¿Fue mucho el tiempo que pasó? De momento, nadie lo ha reconocido o lo ha negado dándonos una explicación convincente. Esto no quiere decir que no la tenga, que quede claro, sino que no nos la han facilitado.

Ayer también indicábamos que no habíamos localizado al presidente de la Federación de Tropas y Legiones, José Antonio Meca, quien entiende los temas de los festeros tras lo sucedido el viernes noche y nos apunta que están moviéndose en diversos frentes para tratar de acabar con el problema lo antes posible.

Lo que sí se coincide, en general, con casi todos los que hemos hablado de este tema es que el campamento cada vez acoge más 'chusma', como lo definen mucho, en referencia a jóvenes (principalmente) que están en modo fiesta pero con altos niveles de alcohol o drogas y un espíritu agresivo. Desde nuestro punto de vista, todos, desde los grupos festeros hasta los gobernantes, pueden contribuir a que nuevamente, como sucedió hace unos años, se erradique esa situación, pero no es algo de nuestra competencia. Nos consta de que los que deben hacerlo ya se están moviendo. Esperemos resultados.

Lo que ya se ha producido es el arresto, por parte de la Policía Nacional, de una persona (quizás la que en las imágenes se ve más violenta) y la identificación de las personas (al parecer, cuatro) que intervinieron en las peleas. Aclarar que la policía identifica a personas por si la víctima quiere interponer denuncia contra ellas. En este caso, ya sabemos de uno de los que fue golpeado ya se ha presentado en Comisaría a denunciar. Cabe recordar que, además de las grabaciones de particulares, hay cámaras dentro del recinto y en los drones.



NOTA DE PRENSA DEL AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA

  • 'El primer fin de semana de fiestas se salda sin incidencias de botelleo, un herido por caída fortuita y una pequeña riña aislada'


Cuatro personas fueron identificadas por una riña en el campamento festero de Carthagineses y Romanos, sin que se produjeran heridos de gravedad. Al margen de esto, durante el pasado fin de semana fue trasladada al hospital una persona que había sufrido una caída fortuita desde una de las plataformas en altura de una tropa, sufriendo una brecha en la cabeza. Ambos hechos no están relacionados.

La trifulca, al igual que la caída, se produjeron en horas diferentes, la noche del viernes al sábado. Fue iniciada por dos personas enfrentadas entre sí. Todos los implicados, cuatro personas, están identificados. Uno de ellos intervino en la misma con intención de apaciguar los ánimos. Ninguno de ellos ha puesto hasta el momento una denuncia formal por los hechos. Si bien, uno precisó acudir a Urgencias para que le curaran una herida en la cara.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Llorca, ha explicado que se trata de un hecho aislado en unas fiestas que son multitudinarias. Y ha resaltado que se trató de una trifulca iniciada por dos personas, sin que se convirtiera en un suceso multitudinario. También ha destacado que “el despliegue de seguridad que hay este año en Carthagineses y Romanos no lo ha habido nunca”. Policía Nacional se ocupa de la seguridad en el interior del campamento festero. Cuentan además con una base fija en la entrada al recinto. Además, hay refuerzo de agentes municipales en los accesos al campamento, dispuestos en caso de requerir cobertura Policía Nacional.

La Policía Local de Cartagena cuenta con uso de drones. Y, por primera vez en unas fiestas de Carthaguineses y Romanos, tiene en servicio una unidad específica preparada en el control de masas. Se trata del Grupo Operativo Especial de Seguridad Ciudadana (GOESC), cuyos agentes van ataviados con boinas y equipamiento táctico.

Además, cada una de las tropas y legiones cuentan también con botones de alarma para notificar en tiempo real a la Policía Local posibles altercados. Estos mecanismos han sido revisados este fin de semana para verificar su correcto funcionamiento. Los agentes municipales también cuentan con cámaras de vigilancia dentro del recinto festero.

El despliegue de seguridad ha conseguido durante el primer fin de semana de Carthagineses y Romanos disolver grupos de chavales haciendo botelleo. “No está habiendo problemas específicamente ni con el tráfico de vehículos ni con los botelleros gracias a la labor policial. Se ha formulado alguna denuncia por consumo de alcohol de la vida pública, pero sin más”, ha zanjado José Ramón Llorca, concejal de Seguridad Ciudadana.


🖌️ Texto en el que se respetan íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo

Imprimir