Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


“Alumbres y Los Urrutias llevan un año esperando las prometidas rotondas que regulen el tráfico”

Partido Cantonal indica que el Ayuntamiento de Cartagena y Comunidad Autónoma prometieron las infraestructuras a las entradas de ambas poblaciones y que las obras ni siquiera han comenzado.



Compromisos que caen en saco roto. Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad Autónoma presentaron hace un año sendos proyectos para la construcción de dos rotondas en los accesos a Alumbres y Los Urrutias, respectivamente. En referencia a la primera de las actuaciones, la actual vicealcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, mostró los planos de la obra in situ en las intersecciones de las calles Malaquita y Economato e incidió en la necesidad de la ordenación viaria en las primeras urbanizaciones y calles de la diputación.
 
​La segunda de las glorietas correría a cargo de la Consejería de Fomento. La actual alcaldesa, Noelia Arroyo, y el propio consejero, José Ramón Díez de Revenga, anunciaron la intervención que mejoraría la circulación en un tramo peligroso: la conexión de la carretera de Los Urrutias y El Carmolí con la que conduce hasta Los Alcázares desde la salida de la autovía de Alicante, en la intersección entre las carreteras N-332 y la RM F-54. En este lugar, desembocan seis carriles y presenta cambios de rasante y falta de visibilidad por la proximidad del puente sobre la rambla de El Albujón. La nueva rotonda, de 36 metros de diámetro y un carril de 6 metros de anchura con arcén exterior de 1,5 metros, permitirá así la eliminación del cruce en T de la carretera RM-F54 y la disminución de la alta velocidad que alcanzan ahora los automóviles en la calzada principal de ese tramo, en el que no existen isletas canalizadoras de la circulación.
 
​Los trabajos salieron a licitación con un presupuesto de 254.000 euros y un plazo ejecución de cuatro meses. Por esa carretera transitan a diario más de 2.500 vehículos y aumenta su densidad de forma significativa en periodo estival y, ante la ausencia aún de obras, no estará lista para el inminente verano pese a las promesas de nuestros políticos gobernantes, tanto locales como regionales.


🖌️ Texto en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía original, salvo en el titular y en la entradilla del artículo

Imprimir