Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


Los procesionistas buscan la paz

Jesús Nazareno ha recorrido sobre hombros de grupos de portapasos (la mayoría mixtos de ambos sexos) el casco histórico en un vía crucis organizado por los marrajos para pedir por el fin de la invasión rusa, reuniendo a unas quinientas personas, entre las que estaban integrantes de las restantes cofradías pasionarias y Andriy Chornopyskyy, sacerdote ortodoxo del colectivo ucraniano en la comarca que ha denominado al Nazareno como "príncipe de la paz". En la imagen, un momento del alto efectuado ante la estatua de San Francisco de Asís.

📷  GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)


Jesús ha salido hoy con su madero desde la capilla de la cofradía que lleva su nombre en la iglesia de Santo Domingo y lo ha hecho de forma excepcional para encabezar a unos quinientos creyentes que abogan por el fin de la guerra generada por la invasión rusa a Ucrania.

"Jesús Nazareno, te pedimos el cese de esta guerra que sufre el pueblo ucraniano, que no haya más derramamiento de sangre, que se frene el horror y la muerte. Te pedimos la paz que promete tu evangelio y que ahora el mundo no puede dar", ha expresado Ginés Fernández Garrido en el alto que, al margen de las catorce estaciones, ha tenido lugar ante la imagen de San Francisco de Asís, patrón del amor fraterno, la sencillez y la alegría, estando enriquecida esa parada por la música de cuarteto formado por tres violinistas y un violonchelo.

También ha hablado a través de la megafonía el sacerdote Andriy Chornopyskyy, quien ofrece las misas ortodoxas en la parroquia de San Ginés a la comunidad ucraniana, y que esta noche formaba parte del grupo sacerdotal que encabezaba el capellán marrajo, Fernando Gutiérrez Reche. "Estamos traicionando los deseos de paz y las esperanzas de los jóvenes. Hoy recorremos las estaciones del vía crucis con la mirada serena de nuestro padre Jesús Nazareno, el 'príncipe de la paz' y hacemos un alto ante San Francisco de Asís, quien entendió a la perfección como desterrar la guerra de la vida de los hombres", ha expuesto.



Ha sido una convocatoria por la paz de la Cofradía Marraja que ha reunido a procesionistas de las cuatro hermandades pasionarias principales de la ciudad y a personas de muy variadas edades, además de las ediles municipales Cristina Pérez y Esperanza Nieto.

El Nazareno ha ido a hombros de las diferentes agrupaciones marrajas, que se han ido relevando en cada una de las catorce estaciones, siendo la mayoría de grupos de costaleros míxtos de hombres y mujeres. En cabeza iba la cruz reliquia de la Virgen de la Soledad del siglo XVII, estandarte de la agrupación del Santo Cáliz, siendo llevada por tres de sus representantes.

Tras recorrer calle Mayor, Puerta de Murcia, calles del Carmen y Canales, plaza Juan XIII y Santa Florentina, la amplia comitiva ha regresado a la Puerta de Murcia para dirigirse al punto de partida con la esperanza de que sus rogativas ayuden a que la paz vuelva infectar las ansias de guerra.  







 

Imprimir