Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


El triunfo de la misericordia divina

El santísimo Cristo de la Divina Misericordia recibió la medalla de oro de 'Cartagena por la Caridad' en un solemne y emotivo acto celebrado tras una misa concelebrada por los capellanes de ambos colectivos religiosos y por el rector de María de los Desamparados, a quienes se observa en la foto junto a los presidentes de los dos colectivos vinculados, José Felipe Rubio y Matías Barco. Es la primera vez que una imagen recibe esta distinción, también considerada como "la medalla del amor", que se deseó que lleve la paz al mundo, especialmente en Ucrania.   



La jornada elegida, ha sido el segundo Domingo de Pascua, día que fue proclamado por San Juan Pablo II, como el de la “Misericordia Divina”, el 30 de abril del año 2000, para que la Asociación Benéfica Cartagena por la Caridad impusiera al Padre, la máxima distinción que, desde hace dieciséis años, otorga esta entidad.

Antes de este acto, se ha celebrado una Solemne Eucaristía, oficiada por el Capellán de la asociación Canónica del Santísimo y Real Cristo de la Divina Misericordia, Rvdo. D. Pedro García León, al que acompañaban el Capellán de Cartagena por la Caridad, Rvdo. D. Lázaro Gomáriz López, y el Capellán Mayor de Cartagena y Párroco Castrense de la Iglesia de Santo Domingo D. Francisco Muñoz Moreno.



Los actos, celebrados en la capilla donde recibe culto en la Plaza de la Merced, han estado presididos por el presidente de la Asociación Canónica, José Felipe Rubio Pérez, al que acompañaba su junta directiva.



Asimismo, entre el más del centenar de personas que dejaron pequeña la capilla, se pudo ver a distintas personalidades como, el Alcalde la Unión. Pedro López Milán, la Concejala de Movimiento Ciudadano en el Ayto. de Cartagena, María Dolores Ruíz, el presidente de la Asociación Caballeros de Lepanto, Tomás Martínez Pagán, Pepe Cortado, presidente de Jesús Nazareno de La Unión, Juani Carrascosa, Camarera del Cristo de la Misericordia, Ginés Fernández, Secretario de la Junta de Gobierno del Hospital de Caridad, Juan Gómez Ayala, presidente del Banco de Alimentos Región de Murcia- Cartagena, los empresarios Diego de Haro, José Pascual Alonso y Juan Moreno Boluda, entre otros muchos.



En un emotivo discurso, Matías Barco se ha dirigido al Padre con las siguientes frases: hoy segundo domingo de Pascua, tenemos a bien, entregarte la Medalla de la Caridad, si, caridad, que es la virtud que da sentido a todas las demás virtudes. Es la forma, el fundamento, la raíz y la madre de todas las demás virtudes.



Y tú que además de Misericordia eres Caridad, recibe con todo nuestro Amor, esta distinción que de manera excepcional te entregamos con motivo de la decimosexta edición de esta iniciativa, cuyo único fundamento es poner los evangelios en práctica.

Matías, recordó las palabras pronunciadas por San Juan Pablo II en Roma aquel 30 de abril: Es importante que acojamos íntegramente el mensaje que nos transmite la palabra de Dios en este segundo domingo de Pascua, que a partir de ahora en toda la Iglesia se designará con el nombre de "domingo de la Misericordia divina". A través de las diversas lecturas, la liturgia parece trazar el camino de la misericordia que, a la vez que reconstruye la relación de cada uno con Dios, suscita también entre los hombres nuevas relaciones de solidaridad fraterna. Cristo nos enseñó que "el hombre no sólo recibe y experimenta la misericordia de Dios, sino que está llamado a "usar misericordia" con los demás: "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia" (Mt 5, 7)”. Y nos señaló, además, los múltiples caminos de la misericordia, que no sólo perdona los pecados, sino que también sale al encuentro de todas las necesidades de los hombres. Jesús se inclinó sobre todas las miserias humanas, tanto materiales como espirituales.

El presidente de Cartagena por la Caridad también ha rogado al Santísimo Cristo de la Divina Misericordia, implorando la bendición para todos los hermanos y hermanas que llenaron la capilla del Lago, en la que es venerado.
Hizo, asimismo, un ruego para que llegue la paz a todos los rincones del mundo que sufren el rugir de las armas, especialmente en Ucrania.

En su suplica, no quiso olvidar a los hermanos de la asociación recientemente fallecidos, Sebastián Mota Sánchez y Renzo Gómez Villacrez.



Antes de la imposición de la medalla de oro por parte del presidente, el Capellán de Cartagena por la Caridad, la ha bendecido.



El Cristo, ha sido ofrendado de igual manera por esta asociación, con un centro de flores, que han depositado ante sus pies, los directivos, Isabel Mota y Miguel Ángel Balado.



Cerró el acto el presidente de la Asociación Canónica, José Felipe Rubio, que agradeció a los sacerdotes oficiantes su implicación en este acto, lo que destaco como un gran privilegio para esta entidad, agradecimiento que hizo extensible a las Camareras y Madrinas de las tres imágenes, a todos los fieles presentes, y también a quienes, por distintas circunstancias no han podido estar presentes, como el Fundador y anterior presidente de esta asociación, Francisco Cánovas Carretero, el Rvdo. Francisco Montesinos y la Camarera Perpetua, Rafaela Quintanilla.



Un emocionado José Felipe Rubio, dedicó unas sentidas palabras para los también fundadores, Enrique del Solar Azcoytia, Julián Quiñones Hernández, Enrique Jesús Andrés Piñero, y a su junta directiva, por hacer posible que esta asociación vaya adelante.

Terminó agradeciendo profundamente a Cartagena por la Caridad y a su junta directiva, que hubieran honrado al Cristo de la Misericordia con tan alta distinción, destacando tres motivos que unen mucho más a ambas asociaciones en las que está presente, San Juan Pablo II, Patrono de esta iniciativa apostólica.

Una, que la corona de oro que lleva el Cristo en su cabeza fue bendecida por San Juan Pablo II, en una visita que realizó Rafi Quintanilla al Santo Padre en el Vaticano, otra, que el Vía Crucis que se reza por las calles de Cartagena el viernes de Dolores, es el que escribió San Juan Pablo II, y la última, que este acto se ha celebrado en el domingo que él proclamo como de la Misericordia Divina, fecha muy especial para la Iglesia.


🖌️ Texto en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo







 

Imprimir

  

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.