Juan Calero del Castillo acerca a los oyentes al mundo de los sordos

          Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


Juan Calero del Castillo acerca a los oyentes al mundo de los sordos

El doctor ha presentado en la sede de la Asociación de Padres de Niños con Deficiencias Auditivas (APANDA) su libro ‘Historia de la audiología y sordos ilustres’, una obra que ha contado con la colaboración de Alberto Guillén y Juan Calero y cuya recaudación será destinada íntegramente a la asociación. “Se trata -explicó el autor- de concienciar a la sociedad sobre el mundo de los sordos, un mundo en el que los oyentes no hemos sabido entrar ni conocer”.

📌 Se celebró un acto en honor a Carlos Cervantes, fallecido en diciembre y que era uno de los pocos profesores de la lengua de signos internacional


Se trata de una obra que repasa el mundo de los sordos, haciendo especial mención a la evolución de la audiología como ciencia a lo largo de los tiempos, así como a los descubrimientos tecnológicos que hicieron posibles dispositivos de ayuda auditiva para una mejor comunicación de los sordos y los avances en anatomía y fisiología de la audición.

Otorrinolaringólogo jubilado del hospital de Santa Lucía de Cartagena, Calero ha realizado una importante labor de investigación para escribir este libro, en el que nos ensalza a aquellos personajes que a pesar de su discapacidad auditiva fueron relevantes en el mundo de la ciencia, la cultura y la sociedad. “Aquellos que yo denomino sordos ilustres”, explicó el escritor. Igualmente, el texto hace mención a aquellas personas que a lo largo de la historia han dedicado su tiempo a la educación y rehabilitación de los sordos.

    El doctor Calero ha colaborado activamente en APANDA desde su fundación, dada su gran amistad con el entonces presidente, Luis Cervantes, que falleció en accidente de tráfico. Por fortuna, este dejó un legado que se ha ido fortaleciendo con los años, según explicó la presidenta actual Encarnación Pérez. Esta agradeció también la “inmensa labor que hace Calero en nuestra asociación, que pasa por ser una de las pioneras en España.

    El acto sirvió también para realizarle un pequeño homenaje a Carlos Cervantes, hijo de los fundadores de Apanda, que nació con sordera congénita. El joven, que falleció el pasado mes de diciembre, destacó por ser uno de los pocos profesores de la lengua de signos internacional, así como por su faceta como tatuador, en el que era mundialmente conocido.
* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo

Imprimir