Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


El calor hace estragos en el centro de vacunación de La Rambla

La llegada de las altas temperaturas convierte el trabajo de los profesionales sanitarios "en un infierno", según denuncian varios al periódico de Cartagena y su gente. "Esto es inhumano, pues esta instalación, a diferencia de otras de la comarca, no está preparada para el verano y pasamos muchas horas dentro", afirman, abogando por un traslado a otra y desvelando que cuando, por el sistema de rotación del personal, toca trabajar en Cartagena "supone para el afectado un 'palo' grande". Algunos ciudadanos que guardan cola también han sufrido trastornos por el mismo motivo.



Acaba de empezar el verano y ya están harto de soportar agobiantes situaciones de excesiva temperatura. A raíz de un escrito al 'Buzón de los lectores' de un usuario comenzamos a conocer el problema del calor en el antiguo centro comercial de Eroski. Después, nuestras indagaciones con diversos trabajadores dieron un resultado común: "Esto es insoportable".

La frase se refiere a la alta temperatura con que se trabaja en La Rambla. "El techo es de chapa (que atrae el calor), no circula bien el aire y parece que se forma un efecto invernadero insoportable. El problema ha ido a más durante junio y pedimos a nuestros superiores soluciones, pero nos enviaron cinco ventiladores que no tienen efecto real", explica una sanitaria.

Cabe recordar que la vacunación masiva en Cartagena se inició en el pabellón Cabezo Beaza y en la última semana de mayo pasó al parque comercial de La Rambla, de mayor capacidad, cuyo uso ha cedido al Ayuntamiento de Cartagena, para esa finalidad, su propietario, el constructor y promotor Tomás Olivo. Lo que al principio era un avance, escasas semanas después comenzó a ser un 'infierno' (dicho por las temperaturas) para los trabajos y algunos usuarios. "Nos piden sillas porque se marean por el calor", indica una trabajadora, aclarando que los que van a vacunarse están en el interior menos tiempo que las ocho horas (de 8 a 15 horas) que el personal. "Se nos quejan mucho y lo que hacemos, además de ayudar con sillas u otras formas, es invitar a que presenten quejas a las autoridades sanitarias, pero no lo hacen", dicen. Apuntar que, por ejemplo, el viernes se pusieron 4.800 dosis. "Las colas son lógicas y ahora también ver a las personas con abanicos u objetos para mover el aire. Esto es insoportable, es inhumano", expresan al periódico cartagenadehoy.com

La solución la tienen clara: "Pedimos otro lugar para los meses de calor". Además, basan esta petición en que conocen otros espacios de la comarca donde se lleva a cabo la vacunación contra el coronavirus debido a que bastante personas de los trabajadores sanitarios rotan en sus destinos. "Fuente Álamo tiene un pabellón de ladrillo y buena circulación del aire; en Torre Pacheco están de lujo con IFEPA..." y así siguen refiriéndose a otras ubicaciones en las que han estado. "Trabajar en Cartagena es inhumano, no se puede aguantar. Por eso, cuando se llevan a cabo los turnos de las rotaciones, todos tenemos miedo que nos toque venir aquí", remarcan. 

Imprimir