Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


El Foro de Médicos reclama un plan que prevenga los efectos adversos de la pandemia

Representantes del Foro de Atención Primaria de la Región reclaman que se elabore un plan de Atención Primaria que sirva como prevención y adopte las medidas necesarias para que mitigue los efectos de la pandemia en la salud. 


Nos preocupa profundamente el documento remitido por el Servicio Murciano de Salud con fecha 21 de febrero de 2022, en el que las agendas de los Centros de Salud se orientarán a una flexibilización para evitar demoras superiores a 3 días en las citas presenciales y telefónicas. Además -dice el documento- se potenciará el seguimiento de los pacientes crónicos e inmovilizados a domicilio, se harán actividades comunitarias, vacunaciones… en definitiva, todas las actividades que ya se hacían antes de esta 6ª ola COVID. Estas medidas se aplicarían el 1 de marzo (como quien dice: de hoy para mañana).

Una de las lecciones más importantes que hemos aprendido durante la pandemia por SARS-COV-2 es que el papel de la Atención Primaria ha sido fundamental en nuestra sociedad. A nosotros no nos cabe duda: la Atención Primaria (con sus Centros de Salud, Consultorios, Puntos de Atención Continuada, Servicios de Urgencias de Atención Primaria, Equipos Sanitarios de Atención Domiciliaria y demás recursos sociosanitarios comunitarios, así como su interacción con Salud Pública) ha demostrado una vez más ser el pilar fundamental del sistema público de salud. Ha quedado claro también que la actividad profesional de Atención Primaria fue reconducida a la atención prioritaria de pacientes COVID, actuando como dique de contención del hospital. Esto ha hecho que se produjera un cambio radical en las funciones que tenía la Atención Primaria, con el consiguiente menoscabo para la accesibilidad y el seguimiento.

Por supuesto que entre los objetivos de calidad asistencial compartidos por todos nosotros está mejorar la accesibilidad, y ello implica tener la menor demora asistencial, pero este objetivo no puede el único ni ser a cualquier precio: no puede ser a costa de comprometer la calidad de la asistencia que prestamos y la seguridad del paciente durante nuestra práctica clínica.

“Flexibilizar las agendas” es un eufemismo para referirse a que se ofrezcan citas sin límites, dedicando poco tiempo al paciente, como ya se venía haciendo previamente a la pandemia. Forzar las agendas más allá de 35 pacientes por día (sin contar urgencias) supone prestar de media menos de 10 minutos por paciente y abandonar de facto el resto de actividades asistenciales (consultas programadas, visitas a domicilios, actividades grupales, cirugía menor, ecografía), organizativas, comunitarias, la formación y la investigación.

Priorizar hasta el extremo la demanda -sin cita ni filtro previos- supone perpetuar la precaria situación de la Atención Primaria en nuestra Región, sentenciándola a muerte. Nos da la sensación que desde el Servicio Murciano de Salud se apuesta por una atención de CANTIDAD y nosotros la queremos de CALIDAD y, eso, habrá que explicárselo a la población. Un paciente no son 5-7 minutos. Un paciente es una persona que se siente enferma, que necesita atención y a la que hay que dedicarle el tiempo necesario. Esto último es una atención de calidad; lo otro es un atropello a la persona y al acto médico.

Pero no solo escribimos para demostrar nuestra profunda preocupación. También hemos redactado un documento con propuestas basadas en los numerosos documentos de consenso elaborados por diferentes sociedades científicas y avaladas por las peticiones y experiencias de los profesionales de la Organización. Son proposiciones proactivas para la mejora de la Atención Primaria, abiertas a un nuevo modelo que responda al contexto actual, orientado hacia una atención a nuestros pacientes segura y eficiente. Estas medidas necesitan de decisiones claras y urgentes y de iniciativa política para que se lleven a cabo. Se puede revertir la situación actual a medio plazo, pero es inasumible volver en tan corto periodo de tiempo a la “vieja anormalidad” que pacientes y profesionales venimos padeciendo desde hace años.

Por eso, pedimos a la Administración Sanitaria que se siente con nosotros para establecer un profundo análisis de la situación actual para corregir déficits y, sobre todo, para establecer un plan de Atención Sanitaria a largo plazo que prevenga lo que ha ocurrido durante tanto tiempo y que se ha agravado en estos dos últimos años por la pandemia. Creemos que nuestros pacientes y conciudadanos se lo merecen.

Imprimir