Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


La comunidad sacerdotal africana ofrece una agradable bienvenida al arzobispo nigeriano

Religiosos de distintos países africanos (Nigeria, Congo, Ruanda y Guinea Ecuatorial) en la diócesis de Cartagena han dado este lunes, en Cartagena, la bienvenida al reverendo monseñor Valerian Maduka Okeke, arzobispo metropolitano de la provincia eclesiástica de Onitsha (Nigeria), que preside la única basílica del país más poblado de Africa.



Los sacerdotes africanos no han querido perder la oportunidad de compartir la mesa y las ilusiones que sueñan se hagan realidad algún día por gracia de Dios, una iglesia africana despierta  activa y profética, que prepare el camino del Señor para que su luz brille y disipe todo aquello que adormece a este hermoso continente. Mons. Maduka es un ejemplo de esperanza por una Africa mejor y prospera. No escatima esfuerzos ni oportunidades para sembrar esperanza donde quiera que vaya. Los sacerdotes africanos de Cartagena han escuchado con gozo sus exhortaciones a cultivar la fraternidad sacerdotal, el apoyo mutuo de los que han resuelto dejarlo todo y seguir a Cristo, sin mirar atrás. Permanecer unidos a Cristo como su cabeza y a los hermanos, como miembros que forman un solo cuerpo. Es el testimonio de esperanza que el mundo espera de nosotros. Permaneced siempre unidos.

El prelado nigeriano preside la única basílica del país más poblado de Africa, es el obispo con más sacerdotes estudiantes en los distintos países de Europa y América. Su paso por nuestra diócesis se justifica por esta causa que ha hecho su razón ser, el procurar para la iglesia de su país, un clero bien formado, para una iglesia con futuro esperanzador.

A la cita de hoy han acudido sacerdotes de de cuatro nacionalidades africanas distintas: nigerianos, congoleños, ruandeses e guineoecuatorianos. Estudiantes y colaboradores de distintas parroquias de nuestra diócesis de cartagena. Africa tiene nombre de mujer y por eso la vida y la esperanza laten en su seno cual un surtidor de agua viva. ¡África, levántate y anda!


🖌️ Texto en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo

Imprimir

                                  

 

               

    

    

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.