José Andreu Solano ha hecho (mucha) historia en el movimiento vecinal

          Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas


José Andreu Solano ha hecho (mucha) historia en el movimiento vecinal

En los últimos días de 2022 puso fin a su andadura en la asociación de vecinos de Galifa, en la que se incorporó en 1980, asumiendo la presidencia cinco años más tarde. En esos 42 años de los 69 que tiene de vida, ha tenido momentos muy dispares, pero que, en general, le dejan muy buen sabor, pues si ha estado tanto tiempo ha sido por cariño a su tierra y a su gente.



José Andreu Solana vino al mundo en mayo de 1953 y cuando aún no había cumplido la treintena de edad, se incorporó al movimiento vecinal del municipio de Cartagena a través de su tierra, Galifa. Era el año 1980 y se estaba en pleno ‘boom’ de activismo vecinal de forma paralela a la transformación de España después de la muerte de Franco (1975) y la llegada de la Democracia. Los vecinos podían pedir y las autoridades les escuchaban, siendo la vía de conexión unas asociaciones de vecinos fuertes.

Ese año, José Andreu se incorpora en la junta directiva que presidía Lorenzo Ramírez y en cuya etapa se adquirió el solar sobre el que se levantaría un espacio público fundamental para el encuentro vecinal. En 1985 es cuando José Andreu se pone al frente del colectivo vecinal y así hasta diciembre de 2022, cuando deja el cargo por decisión propia y le releva Pedro Manuel Díaz Ruiz (pinchar AQUÍ).

“En todo ese tiempo ha habido de todo, tanto bueno como no tanto”, indica a Cartagena de Hoy cuando le preguntamos, matizando que en a los largo de casi cuarenta años “apenas he tenido dos o tres directivas, lo que refleja que he estado acompañado por buenos compañeros”, comenta quien está en un reducido club de presidentes vecinales de muy largo recorrido.

También queremos saber de qué logros conseguidos para el pueblo se muestra han satisfecho y señala “al local social, la pista deportiva y el escenario, entre otros”, indica quien en este rol ha tenido siempre numerosos frentes, pues en cualquier momento brotaban carencias que reclamar (alumbrado, asfaltado, etc.) como problemáticas etapas de inseguridad por los robos (crearon patrullas vecinales en 2015). Por contra, aunque llevan su desgaste de gestión, también ha tenido la satisfacción de introducir novedades (escuela de música y cuadrilla) y de ver disfrutar a los galiferos con las fiestas estivales organizadas como punto de encuentro para que los residentes se conozcan mejor y disfruten en su tiempo de ocio.  

¿Cómo se aguanta tantos años al frente de una asociación de vecinos?. En el caso de José Andreu los motivos hay que buscarlos, además de contar con buenos compañeros de viaje, en su amor a estas tierras del oeste cartagenero y a su cariño a los vecinos, de los que ha destacado en varias ocasiones, salvo excepciones puntuales, que forman “una piña” y son “muy acogedores”, señala quien también es vocal del PSOE en la presente legislatura (expira en mayo de este año) en la Junta Vecinal Municipal de Perín que preside Isabel Andreu, su hija, en un ejemplo claro de la transmisión del ‘ADN’ del movimiento vecinal.

 

Imprimir