Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


Un Miserere por la paz para contrarrestar el riesgo de una guerra mundial y la violencia que tenemos más cerca

El principal acto religioso de cuaresma de la Cofradía Marraja recuperó el esplendor de hasta hace tres años, en un oficio de recogimiento en el que el capellán invitó a los hermanos a la conversión “y a ofrecer un corazón nuevo”, además de desear “un mundo mejor” ante la amenaza de un conflicto mundial y pidió a las personas un comportamiento en su entorno marcado por el amor para evitar peleas y actos violentos en familias, parejas… También resaltó que la fe ha sido “consuelo y esperanza” en los momentos más duros de la pandemia. No faltó la tradicional bendición del romero recogido en el monte y que acompañará al Jesús en la noche del Encuentro. GALERÍA DE FOTOS (pinchar aquí)

 🎥.  Grabación integra a cargo de Creavisual:



Santo Domingo se vistió de gala para acoger el retorno pleno (o casi, pues el número de hachotes se limitó a 150) del Miserere de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que tuvo que suspenderse en 2020 y que se desarrolló con bastantes restricciones de aforo en 2021. Entre los asistentes se encontraban autoridades civiles (como la alcaldesa y el consejero de Presidencia), militares (como el Almirante) y policiales, además de una amplia representación del mundo procesionista, entre los que figuraban el ‘Procesionista del año’ y la ‘Nazarena mayor’ de esta edición.  



La imagen del Jesús con el madero que creó Capuz, sobre un manto de rosas, presidió el altar, desde donde se ubicó el capellán de la hermandad desde 2014, Fernando Gutiérrez Reche, arropado por capellanes de otras hermandades y por el párroco de Santo Domingo, Francisco Muñoz, como anfitrión. El sacerdote del Nazareno resaltó que la emoción “nos embarga al volver con Jesús Nazareno a esta especial celebración”, tributando un recuerdo muy especial a los que nos han dejado estos años, destacando que la fe “nos ha ayudado en estos momentos difíciles y ha sido consuelo y esperanza para nuestras vidas. Gracias, Jesús Nazareno”.

“La cuaresma es una llamada a la conversión, a cambiar nuestras vidas y a ser hombres y mujeres con un corazón nuevo”, continuó diciendo, abogando por un corazón “puro” y “un corazón humilde, como el de Jesús”. Se apoyó en esta reflexión en el evangelio de las bienaventuranzas. Más adelante se refirió “al pecado que nos esclaviza y nos ahoga, impidiendo vivir en el amor de Dios”, resaltó la importancia del “perdón” y resaltó el deseo por “un mundo mejor”, apuntando la enorme “maldad que tenemos en nuestro mundo” y haciendo hincapié en “lo necesaria que es la paz en estos momentos en que estamos amenazados por la tercera guerra mundial sobre un mundo que está roto por las guerras que tienen lugar en Siria y Ucrania, y en otros lugares. Las personas mueren, vemos una guerra en directo, a familia abandonar sus hogares…”, además del exceso de violencia que nos rodea a diario en nuestra sociedad más cercana (“en la familia, en las parejas, en los jóvenes…”), tanto en los físico como en lo verbal, en lo que incluyó también las críticas ofensivas “y las murmuraciones”. Abogó por ser “hombres y mujeres de paz, alejando de nosotros las envidias, las diferencias (a veces inútiles), la violencia, las críticas, las malas palabras… Evitar toda actitud que nos lleve a romper la armonía con los hermanos”, aseveró.  

El Miserere se celebra desde desde los orígenes en el siglo XVII, aunque los primeros documentos escritos que lo recogen son del siglo XIX. El acto comenzó con una procesión claustral, con el estandarte histórico de la hermandad al frente, mientras suena el 'Coro de los peregrinos' que compuso en 1845 por Richard Wagner. Tras situarse frente al presbiterio, comenzó la celebración paralitúrgica, que incluyó la reflexión del capellán precediendo el canto del Salmo 50 Miserere. A la conclusión, una nueva procesión claustral tuvo lugar, esta vez acompañada por el sonido de la marcha 'Nuestro Padre Jesús', compuesta por Emilio Cebrián Ruiz en 1935. No faltó la tradicional bendición del romero recogido por los hermanos en el monte y que irá a los pies del Nazareno en su trono durante la Noche del Encuentro y el Santo Entierro.



La celebración del Miserere contó con la interpretación de la partitura de Orlando di Lasso, a seis voces mixtas, por la Masa Coral Tomás Luis de Victoria (participa desde hace 55 años en el Miserere), dirigida por Cristóbal Vogúmil Abellán de la Rosa, con la intervención de la Agrupación Musical Sauces, dirigida por Pedro Cánovas Medina, y con el organista Ibán Huertas San Millán.

Otro detalle a destacar es que el Miserere fue ofrecido en directo por Creavisual a través de Youtube.



Los actos religiosos marrajos continuarán hoy, a las 20.30 horas, con la Vigilia de la Juventud y el domingo, a las 9.00 horas, con la misa de la cofradía.


Imprimir