Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


Crece el número de bebés con trastornos en el sueño

Pesadillas, terrores nocturnos, desajustes y problemas para conciliar el sueño… todos estos trastornos pueden afectar a los niños de manera grave y poner en riesgo su salud.


El sueño es un proceso importante para todos los seres humanos, especialmente en aquellos que aún están en etapa de crecimiento. Un trastorno de sueño se presenta sin que la edad sea un impedimento, creando la realidad de niños y bebés con trastornos en el sueño.


Distintos trastornos del sueño en bebés y niños

Juan Antonio Madrid, catedrático de la Universidad de Murcia en Fisiología y director de CRONOLAB, explica su punto de vista sobre los trastornos del sueño en bebés y niños.

Siendo los más pequeños de la casa, explica Madrid, los trastornos del sueño se presentan de diferentes maneras. Lo más habitual es que sufran de insomnio o dificultad para conciliar el sueño, creando un desajuste en el horario de ir a dormir y el horario para despertar.

También explica el catedrático que las pesadillas son otros de los trastornos del sueño más comunes en los pequeños del hogar. Las pesadillas podrían convertirse en terrores nocturnos que despiertan al bebé, durante la noche, en múltiples ocasiones.


Una realidad cada vez más latente

De acuerdo con lo indicado por el catedrático Madrid, son múltiples y diversos los factores que pueden afectar la hora de descanso en un bebé: malos hábitos, incomodidad, dolor, estrés, etc.

La privación del sueño en bebés es un factor de riesgo a desarrollar problemas de memoria, sobrepeso y afecta negativamente el estado de ánimo. De hecho, el especialista nos explica que los trastornos del sueño en bebés podrían causar futuros problemas de salud relacionados con el estado de ánimo y el bienestar.


La actividad cerebral es la más afectada

Durante el sueño, el cuerpo se encarga de limpiar el cerebro y todo el organismo. Sin embargo, Madrid explica que, durante la privación del descanso, la actividad de limpieza del tejido cerebral se ve notablemente afectada.

El cerebro necesita del sueño para mantenerse saludable y limpio, de lo contrario, se verá notablemente afectado. En ese sentido, el especialista comenta que trastornos del sueño en bebés limita la limpieza cerebral y aumenta las posibilidades de perder neuronas o desarrollar procesos inflamatorios.

Los trastornos del sueño a temprana edad también van estrechamente ligados a funciones cerebrales irregulares, especialmente cuando se trata de emociones y funciones cognitivas.

El cerebro es el más afectado y, según explica Madrid, es tarea de los padres intentar corregir cualquier trastorno del sueño o mal hábito en los bebés.


Cuidar y proteger el bebé ante cada factor de riesgo

La clave para prevenir y combatir los trastornos del sueño en los más pequeños es corregir a tiempo los distintos factores de riesgo o desencadenantes.

Principalmente, hay que brindarle un ambiente optimo al bebé para sincronizar su ritmo circadiano y dormir profundamente. El colchón de cuna es primordial porque le da comodidad y calidez al bebé. En este sentido, durante los últimos años se han desarrollado productos como el colchón BabyKeeper, que permiten descansar de una forma más relajada y segura a los pequeños, proporcionándoles unas mejores condiciones para un sueño profundo.

Un ambiente oscuro y silencioso es otro factor esencial para regular el ritmo circadiano del bebé y su ciclo de sueño. El catedrático, además, asegura que la alimentación y la actividad mental del bebé juega un papel fundamental en la regulación del ciclo de sueño.










Imprimir